*

Abarth, picardía en formato pequeño
09/11/2014
Comercial Itala ya está comercializando los modelos Abarth del Fiat 500, versiones desarrolladas por la afamada firma deportiva, que modifica sustancialmente el look exterior e interior y las prestaciones del emblemático compacto italiano. Por ahora llegan a pedido, pero a principios de 2015 tendrán su propio espacio comercial.

Fue en el marco de CasaCor, el glamoroso evento de diseño que acaba de finalizar en el Club Hípico de Santiago, donde Comercial Itala estrenó los modelos de Abarth que lanzará en Chile. Si bien la empresa indica que la firma de los deportivos llegará de manera oficial en 2015, ya está ejecutando una estrategia comercial que incluye mostrar los autos y venderlos a pedido, según los requerimientos de cada cliente.

Abarth nació en 1949 como una marca especializada en preparar autos de competencia, y que tuvo gran éxito en los años 50 y 60. Hoy funciona más como una división deportiva del Grupo Fiat, al que se unió en 1971. Al igual que MINI, con quien compite directamente, basa su fortaleza en la relación peso/potencia, y en la agilidad conductiva.

“Con estos modelos queremos entregar a los potenciales clientes una alternativa dentro de un concepto distinto en autos deportivos”, indica Claudio Campos, gerente comercial de Itala, empresa que además importa las marcas Fiat, Alfa Romeo, Ferrari y Maserati.

Principal interior

El ejecutivo añade que Abarth no se venderá como marca propia, tal cual ocurre en Europa, sino que estará bajo el alero de Fiat, compartiendo aquellos locales que cumplan con el estandar de la marca, tanto en espacio como tipo de producto.

Los tres Abarth

Por ahora, Abarth tiene tres modelos disponibles para los clientes en Chile, dos de ellos descapotables, y todos basados en el Fiat 500.

Como modelo de entrada estará el 500 Cabrio Abarth MTA, equipado con un motor 1.4 Turbo con 135 caballos y 206 Nm de par, y caja mecánica automatizada, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos y alcanzar los 205 km/h.

Este modelo incluye un sistema de transferencia de torque entre ruedas, dirección con función Sport, control de esabilidad, siete airbags, volante forrado en cuero, climatizador, neblineros, doble escape trasero, asientos deportivos llantas aro 16, sistema de audio con lector de CD, MP3 y USB, mandos en el volante, bluetooth y sensor de retroceso, entre otros.

El trabajo mecánico de Abarth está puesto, además del motor, en el chasis, con una suspensión deportiva y más baja, frenos con discos más grandes y pinzas de color.

Por encima de este modelo estarán las versiones 595 Competizione, tanto con carrocería coupé como cabrio, que incorporan un kit que la marca denomina “esse esse”, y que incluye llantas de aleación específicas aro 17, discos de freno delanteros ventilados y perforados, pastillas de freno de alto rendimiento, sensor de presión de neumáticos, tapiz de cuero.

Además, cuenta con una electrónica específica que aumenta la potencia a 160 caballos y 230 Nm de par, para acelerar de 0 a 100 km/h en 7,4 segundos y alcanzar 211 km/h.

Los precios estarán entre los 16 y 20 millones de pesos, y el plan es vender unas 50 unidades dentro del primer año, con un enfoque en “clientes con espíritu deportivo que buscan un concepto de auto distinto”.

Abarth trabaja sobre la base de un Fiat 500 convencional, modificando la estética exterior e interior, y reemplazando los componentes mecánicos primordiales, como la suspensión, frenos, dirección, electrónica y motor.

Deportivo y elegante.  El paquete de acabados de Abarth conjuga a la perfección el estilo deportivo de la marca del Escorpión, con un alto equipamiento y una calidad percibida casi de auto premium. Visualmente luce muy atractivo.

Comentarios