Great Wall H6: Cuando una marca se pone pantalones largos – mtOnline
Great Wall H6: Cuando una marca se pone pantalones largos
09/11/2014
Great Wall lanza en Chile el que por ahora es su modelo más ambicioso, no sólo porque ofrece buen tamaño, un llamativo diseño, un equipamiento destacado y un inédito motor diesel, sino también porque su precio no muestra prejuicios respecto de su origen chino. Y así comienzan las buenas historias.

Hace casi ocho años se lanzó el Great Wall Hover, un SUV de respetable tamaño que hizo debutar a las marcas de origen chino en el país, y que adelantó qué es lo que recibiríamos de estas marcas en una primera etapa: diseños “inspirados” en fabricantes globales, baja percepción de calidad, motores viejos y poco refinamiento dinámico, en contraste con una excelente relación precio/tamaño y un equipamiento más que abundante.

Obviamente que han evolucionado desde entonces. Los diseños copiados fueron reemplazados por propuestas propias, los habitáculos muestran mejoras sustanciales de materiales, y el acceso a tecnología se masificó todavía más. Sin embargo, es la oferta mecánica la gran deuda de la industria china. Salvo muy pocas excepciones, los motores viejos, gastadores y poco refinados siguen siendo la tónica en el mercado.

Por eso, la llegada del modelo H6 con primer motor turbodiésel chino, de la mano de Great Wall, la marca que indiscutidamente ha liderado la consolidación de esta industria, es una noticia refrescante. Puede que no sea el bloque más moderno del mercado, pero es un anticipo de lo que vendrá, que sin duda será mucho y mejor.

El motor del nuevo H6 no es silencioso ni muy refinado, y nos recuerda a los motores diesel europeos de hace algún tiempo. Pero cumple a la perfección lo que se espera de un bloque así: es eficiente, rendidor y ofrece un torque de salida que ya se quisieran todos sus contrincantes chinos.

Que Great Wall haga esta apuesta nos habla de una estrategia clara y consistente en el tiempo, que partió con el Hover, evolucionó con el H3, se pone pantalones largos con el H6, y espera la maduración que debería llegar en 2015 con la marca Haval.

 

Todo mucho mejor

Partamos por las cosas buenas. Y ante todo está la mejora evidente en percepción de calidad y terminaciones, muy superior a todo lo visto en la marca y en el origen. Todo lo que está al tacto es suave, y lo que no lo es está escondido. Buen diseño interior, funcional y visual, lo que se espera de un SUV que, además, ofrece mucho espacio interior, tanto en las plazas traseras como en el maletero, que además usa una astuta configuración para tener dos niveles de carga.

Un segundo punto es la puesta a punto del chasis, algo que a las marcas chinas les ha costado resolver. Este modelo no juega con los bamboleos ni con ese característico andar de lancha, y aunque nos gustaría una configuración más firme, no transmite inseguridad y sí alta calidad de rodado. El tacto de la dirección ha mejorado y mucho, ya que ahora transmite bien lo que ocurre bajo las ruedas y responde relativamente rápido.

Entre lo malos del nuevo H6 está el sonido y refinamiento del motor 2.0 VGT, que eroga 148 hp y 310 Nm de par. Además de un ronroneo ronco y elevado, hay un marcado turbolag bajo las 1.500 vueltas, que puede molestar cuando se sale de un estacionamiento porque el auto sencillamente se para. Pero si uno dosifica acelerador y embrague, le toma la mano al bloque, la respuesta es contundente. De hecho, el máximo par está desde apenas las 1.800 rpm.

Este motor está asociado a una caja mecánica de seis velocidades, y a sistemas con tracción simple y total. En nuestra ruta por la ciudad nos rindió 11,9 kilómetros por litro, lo que habla de un bloque eficiente, aunque no superlativo.

Luego, pese a mostrar una llamativa pantalla táctil en el centro de la consola, el equipo de infoentretenimiento no cumple con la función básica que es ser intuitivo y fácil de utilizar. Hay que buscar y buscar y acostumbrarse a su complejidad. Mejor sería madurarlo y mejorarlo para que marque una diferencia con el resto.

Y ahí está el Great Wall H6, con un muy alto nivel de equipamiento, precios entre 12,5 y 14,3 millones de pesos, peleando en un mercado donde hay que tener pantalones bien puestos para internatlo sin pasar vergüenza.

Galería

Lanzamiento Great Wall H6-050 Lanzamiento Great Wall H6-038 Lanzamiento Great Wall H6-027 Lanzamiento Great Wall H6-026Lanzamiento Great Wall H6-364

Comentarios