*

Nissan desarrolló inédito plan para autos eléctricos
01/12/2014
La marca japonesa entregó 65 LEAF en Terschelling, una de las islas holandesas de Frisia, para el uso compartido de los habitantes. Pretenden ahorrar el 15% de combustible.

Nissan dio una nueva muestra de su compromiso con el medio ambiente y con la tecnología eléctrica en los automóviles, especialmente con su modelo LEAF.

La marca japonesa entregó una flota de 65 unidades de LEAF en Terschelling, una de las islas holandesas de Frisia.  Y debido a la demanda que se espera, se planea en aumentar  100 vehículos.

La entrega es parte del de una iniciativa del operador local Schylge-E-Auto, en colaboración con las autoridades de la provincia de Frisia, el gobierno de las islas holandesas de Frisia y el consejo de distrito de Terschelling y forma parte de un programa de sustentabilidad de amplio alcance para la región del mar de Wadden, que ha estado en operación desde 2007.

El nuevo esquema tiene como objetivo mantener al distrito Terschelling en óptimas condiciones de limpieza y cuidado medio ambiental, mientras que continúa proporcionando a los locales y visitantes la movilidad que necesitan.

Lo más relevante del proyecto es que por  primera vez se le brinda a toda la población de una isla su propia flota de vehículos eléctricos compartidos.

Cualquier persona que resida en Terschelling puede unirse al esquema de vehículos compartidos simplemente descargando la aplicación especial y solicitando una tarjeta de usuario que proporciona el acceso a los vehículos y monitores de uso. Para mayor comodidad, varios puntos de carga adicionales se han instalado a lo largo de la isla.

A pesar del pequeño tamaño de la isla ubicada al norte de Europa, con 88 kilómetros cuadrados de superficie y con sólo una carretera principal de 15 kilómetros de longitud, las 4,800 personas que viven en Terschelling actualmente son dueños de aproximadamente 2,000 vehículos de pasajeros. En promedio, estos recorren la carretera en un promedio de 30 horas al año.

Al respecto Hans Werner, director de Schylge-E-Auto, comento: “El uso de un Nissan LEAF compartido, cuesta alrededor 24 centavos de dólar por minuto, resultando menos costoso que un vehículo de gasolina. Por otra parte, una encuesta muestra que el 17 por ciento de los propietarios de vehículos en Terschelling estarían dispuestos a utilizar este nuevo esquema, con lo que se evitarían las emisiones de 340 vehículos”.

Schylge-E-Auto confía en que su flota libre de emisiones Nissan LEAF, cubrirá un total de 110 mil kilómetros por año. Eso representa el 10 por ciento de la distancia acumulada anualmente por todos los isleños, y cortará su consumo total de combustible en un 15 por ciento.

Comentarios