*

Test: Nissan X-Trail, Un acertado cambio de concepto
Por Marcelo Palomino. 25/01/2015
La marca nipona decidió acabar con sus robustos SUV para concentrarse en los crossovers más atractivos y viables en el mercado global. El resultado es una X-Trail completamente distinta a lo que conocíamos, con un diseño aerodinámico, más habitabilidad y una calidad conductiva que no se le conocía.

Que Nissan cambiara el concepto de la X-Trail era algo que se veía venir. El mundo de los robustos y espartanos todoterrenos ha quedado atrás, salvo para las marcas especialistas o algún producto específico con cierta tradición. Lo que se lleva ahora en todo el mundo son los crossovers desarrollados para usarlos día tras día.

Y las diferencias van mucho más allá de un estilizado diseño. Tiene que ver con elementos mecánicos, con especificaciones del chasis, con funcionalidad y habitabilidad, con la calidad conductiva. Y entre la X-Trail de antaño y la que se lanzó hace pocos meses en Chile están estas diferencias y un concepto distinto.

Nissan apunta con este modelo a un segmento que crece en todos los mercados: el de los crossovers de tres corridas de asiento y siete plazas enfocados en la vida urbana. Hay cualidades off-road inherentes a la marca, pero el foco principal es la funcionalidad del día a día.

Nissan-X-Trail_2014_1600x1200_wallpaper_92

 

El diseño no sólo es más bello, sino que cumple su función aerodinámica, ya que mejorar la economía de combustible es fundamental en este tipo de modelos. Está la firma estilística de Nissan, con la parrilla en V que se extiende sobre el capó, los laterales limpios con cintura alta y los focos en forma de bumerán por delante y detrás. Se ve moderna y atractiva.

Por dentro, lo más llamativo es la mejora en la calidad y un diseño que conjuga funcionalidad y tecnología. Hay una pantalla táctil central y en los alrededores se agrupan los mandos que controlan el auto.

X-Trail (57)

 

La nueva X-Trail tiene ahora siete plazas, y con eso pasa a competir con modelos líderes del mercado SUV, como la Captiva, Santa Fe y Sorento. El acceso a las plazas traseras es bueno, pero la tercera fila es sólo para niños. Si no se utilizan, el maletero queda grande y plano, siendo uno de los mejores del segmento.

Sigue utilizando el motor 2.5 litros con 170 Hp y 233 Nm de par, asociado a una caja CVT y a un sistema de tracción total inteligente, que envía par al eje posterior sólo si es necesario, algo que la diferencia notablemente de la vieja X-Trail.

No es un modelo económico, rinde menos de ocho kilómetros por litro en ciudad, alrededor de 11 en ciclo mixto y 14 (con suerte) en carretera, pero con esta potencia y tamaño no se puede pedir mucho más tampoco, de hecho, está mejor posicionado que toda la competencia del segmento.

X-Trail (41)

 

Ahora, aunque el motor es el mismo, la dinámica conductiva es completamente diferente, y eso se explica por el nuevo chasis, menor peso, suspensión optimizada y el novedoso sistema Chasis Control, el que a través de los frenos ayuda a mantener una conducción más dinámica y suave.

Si bien la suspensión apunta a la suavidad y confort, lo que es obvio, ya que la X-Trail está fabricada en Estados Unidos, es capaz de aguantar el peso de la carrocería en una curva sin generar desajustes en la conducción. Por su centro de gravedad alto, tampoco es para salir a pistear con ella. Su mejor conducta se da en la ciudad y en los caminos de tierra, ya que es predecible de conducción y aísla muy bien el habitáculo de las irregularidades.

Ahora, tanto cambió la X-Trail en esta nueva generación, que su precio tampoco es el mismo. Si el viejo modelo tenía una gran relación precio/producto, ahora ya no es un crossover accesible. Parte en los 15 millones y la versión Exclusive testeada casi llega a los 20 millones. Eso la pone en otro segmento, y por mucho equipamiento que tenga (luces led, climatizador, tapiz de cuero, techo de vidrio, pantalla táctil, cámara de visión periférica, seis airbags, control de estabilidad, entre otros), la relación de valor está a la baja.

Comentarios