*

PSA y Dongfeng hacen historia con nueva marca
12/03/2015
Alianza entre los fabricantes dio como resultado al Fengshen L60, el primer modelo chino construido en las instalaciones de una marca occidental en China.

El mercado chino es la principal tentación para los fabricantes de diversos ámbitos. En la industria automotriz no es diferente, aunque por reglamentaciones del gigante asiático, para establecerse en China deben asociarse con algún constructor local, generando un joint venture. Los casos que utilizan este mecanismo son varios y ahora se sumó Dongfeng Peugeot Citroën Automobiles (DPCA), alianza entre el grupo francés y Dongfeng que comenzó la producción en Wuhan del Fengshen L60, el primer vehículo de la marca. Cabe recordar que Dongfeng además es dueña del 15% del grupo PSA.

Este primer auto de DPCA marca un hito importante, puesto que es la primera vez que un modelo chino se construye en las instalaciones de una marca occidental. En este caso, se trata de un sedán del segmento C, desarrollada por DFG con el apoyo técnico de PSA Peugeot-Citroën. Eso sí, todo el proceso, desde la gestión del proyecto, la configuración del vehículo, la elección de proveedores y la fabricación recayó en las manos de DPCA, aunque la plataforma que se utiliza es la PF2, la misma que utiliza las generaciones pasadas del DS4 o el C4.

Con motivo del inicio de la producción del Fengshen L60, Jean Mouro, director general adjunto ejecutivo de DPCA declaró: “el primer vehículo de nuestra marca propia cuya fabricación acaba de iniciarse, constituye una etapa histórica en la cooperación entre DFG y PSA. Su venta se iniciará en la primavera de 2015 y contribuirá a la consecución del objetivo de DPCA de vender en China y ASEAN 1,5 millones de coches en 2020”.

 

Comentarios