*

El Cayenne enchufable ya está a la venta en Chile
06/04/2015
El SUV ecológico de Porsche llegó al mismo precio que el deportivo Cayenne S.

Porsche es una marca asociada a la velocidad. Al interior de la compañía dicen que todos sus modelos son deportivos y que sólo varía el número de puertas en los 911, Cayman y Boxster con los Cayenne y Macan. Pero, en los últimos años también se le ve cada vez más cerca de tecnologías amigables con el medio ambiente, desarrollos que salen desde pruebas en pistas de competencia y luego se traspasan a las unidades de producción.

En ese camino, los modelos híbridos plug-in son los que han ido tomando relevancia en la marca. En Chile, ya circula un par de Panamera y un exclusivo 918 Spyder, ambos con ese tipo de tecnología que permite recargar las baterías en un enchufe convencional. Y ahora se suma el tercer integrante de esta familia “verde”, el Cayenne S E-Hybrid, modelo que arriba a nuestro país con un importante beneficio. tiene el mismo valor que un Cayenne S, o sea, US$115.900. El costo incluye el cargador especial de la marca para instalar en casa.

P14_0879

El nuevo Cayenne es el primer SUV premium plug-in y toma el lugar del anterior Cayenne Hybrid, que se diferencia esencialmente porque ese modelo no se podía recargar. Adoptando el nuevo diseño del todoterreno, con los renovados focos y la impronta más deportiva, mantiene todos los elementos de seguridad y las dimensiones del modelo base, a excepción del tamaño del maletero, que se ve disminuido por la inclusión de la rueda de repuesto (en ese lugar ahora van las baterías) y por el mayor peso, ya que tiene 2.350 kg en lugar de los 2.085 de Cayenne. También se distingue por el color Acid Green de los calipers y en el contorno del nombre que va en la carrocería.

Como todos los híbridos, combina un motor eléctrico con uno a combustión, uniendo las ventajas de las prestaciones clásicas de un Porsche con la eficiencia energética que apunta a emitir menos partículas contaminantes.

El bloque bencinero del Cayenne S E Hybrid es un 3.0 V6 supercargado (el mismo del Panamera) que desarrolla 333 caballos de fuerza con un torque de 440 Nm. Trabaja en conjunto con un motor eléctrico de 95 Cv que en total le permite enviar a las ruedas 416 Cv con un par de 590 Nm. Esto significa sólo 4 caballos menos que un Cayenne S tradicional. La transmisión es la Tiptronic de ocho velocidades.

P14_0769

Pero si las prestaciones son similares, manteniendo incluso el sistema de tracción permanente 4×4, donde saca diferencias considerables es en la versatilidad que ofrece al volante y que permite desplazarse con el tipo de energía que el conductor elija.

El sistema es simple. Mediante un controlador en el panel central se puede optar por tres modos de manejo (además de ajustes de suspensión):

– “E-Power”, donde el vehículo se mueve sólo con las baterías que le dan fuerza al motor eléctrico, emitiendo cero partículas de CO2. Eso sí, en caso de emergencia y de requerirse velocidad inmediata, el motor a combustión puede activarse al apretar a fondo el pedal del acelerador.

– “Hybrid”, donde el vehículo elige el tipo de propulsor más adecuado según sea la necesidad.

– “E-Charge”, donde el vehículo se mueve gracias al motor a combustión, al mismo tiempo que las baterías se recargan mediante frenos regenerativos, gestión térmica, etc.

P14_0897

Como características de este modelo y que le hace ser una opción más que interesante es que en modo eléctrico es capaz de moverse, como promedio, por 36 kilómetros. Esto permite ir y volver del trabajo si es que la distancia no supera esa cifra, permitiendo cargar de noche el vehículo y al otro día volver a ocupar sólo energía eléctrica. Si se combina con el motor a combustión, el consumo promedio puede llegar a los 30 km/l.

Para quienes toman distancia por el tiempo que requiere de carga, con el cargador original que se instala en el hogar (el cual está conectado a la red principal) demora dos horas en completar el proceso. Pero si dispone de un cargador trifásico, el tiempo baja a 40 minutos.

En cuanto a las expectativas de venta, en la marca están conscientes de que se trata de una tecnología que recién ingresa al país, y que para hacerlo más masivo se requiere de un mayor número de lugares de carga. A pesar de eso, confían en que pronto puede alcanzar la mitad de las ventas de Cayenne S, que ahora llegan a las 30 unidades anuales.

Y aunque el tema del “impuesto verde” no tiene gran trascendencia en este segmento, vale señalar que debido a las bajas emisiones, se grava con el 10% del impuesto que tiene un Cayenne, que asciende a los UA$2.500, por lo que sólo cancela 250 dólares de impuesto.

P14_0624

Galería

Comentarios