*

Hamilton hizo crecer su colección de súperdeportivos
23/04/2015 6875 vistas
El campeón de la F1 adquirió un McLaren P1 especialmente diseñado.

Una cosa es ser piloto de la mayor competencia del mundo y otra ser un coleccionista de autos. Si bien el dinero no es problema para quienes van al mando de los bólidos de la Fórmula 1, no todos reúnen en su garaje una lista considerable de súperdeportivos. Uno de ellos es Lewis Hamilton, un reconocido amante de los vehículos más poderosos y exclusivos del mundo.

El actual monarca de la F1 al parecer no tenía suficiente con un Pagani Zonda 760 versión especial LH o con el Ferrari LaFerrari que adquirió hace unas semanas. Seguramente tampoco era suficiente el exclusivo Shelby Mustang GT500CR de 1967. Es por eso que el británico se metió la mano al bolsillo y se hizo de un McLaren P1 diseñado especialmente para su persona, con el que fue visto por ágiles cazavehículos. Se caracteriza por un tono azul eléctrico que contrasta con los detalles en negro del splitter delantero y con el difusor de aire trasero.

Captura de pantalla 2015-04-23 a la(s) 22.35.32

El McLaren P1 es el último hypercar de la firma británica, cuenta con un motor V8 de 3.8 litros biturbo que envía a las ruedas nada menos que 916 caballos de fuerza. Tal bestialidad le permite llegar a 100 km/h en tres segundos y superar los 350 km/h.

El precio no debe haber sido problema, ya que “apenas” tiene un precio que arranca en el millón de euros, dinero que se debe desembolsar para hacerse del “auto más rápido en los circuitos y fuera de ellos”, como lo resumió el propio Ron Dennis, ex jefe del piloto cuando estaba en McLaren.