*

Alfa Romeo inicia una nueva era con el Giulia
Por Romina Cannoni, desde Arese (Italia) 24/06/2015
Un estreno global imponente realizó la firma Italia para destapar su nuevo modelo de 510 Cv.

La emoción se dejó caer con fuerza en Arese, en la histórica fábrica de Alfa Romeo que se construyó en los 60 para reemplazar la de Portello que estaba enclavada en el centro de Milán. La instalación lombarda se vistió de gala para acoger a un millar de invitados que se dieron cita para ser testigos del comienzo de la nueva era de la marca italiana con el estreno del Giulia, el modelo que resume los 105 años de la compañía con la máxima expresión de la “meccanica delle emozioni”.

El destape estuvo marcado por el acento italiano, con el tenor Andrea Bocelli que habló de su amor por los autos antes de recitar una poesía, preludio perfecto para la entonación de “Vincero”, un verdadero himno en la península que remeció las emociones de los presentes mientras el flamante vehículo saltaba a escena en su debut mundial.

Para dar vida a La Giulia como le gusta decir a los italianos, el propio Sergio Marchione, máximo ejecutivo del grupo Fiat-Chrysler al que pertenece Alfa Romeo, reconoció que buscaron en el pasado y en los errores cometidos para construir este nuevo auto, que debuta en su versión tope de gama con el legendario Quadrifoglio y un motor V6 twin turbo que desarrolla brutales 510 caballos de fuerza, corazón inspirado por tecnologías y conocimientos técnicos de Ferrari que le permite pasar de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos.

150624_Alfa_Romeo_Giulia_HP2

Pero más allá de la mecánica, los pilares que sustentan este desafío de llevar a una nueva senda de éxitos a la marca son cinco: diseño italiano con el sentido de la proporción, la sencillez y la calidad de las superficies; los motores innovadores y de vanguardia; distribución de peso perfecto (50/50); soluciones técnicas únicas y la mejor relación peso/potencia. Ingredientes indispensables de un genuino Alfa Romeo.

Esta conjunción de ideales apuntan a que el conductor viva una experiencia de conducción emocionante, con sensibilidad de dirección, en la respuesta del acelerador y en la reacción inmediata de los cambios y los  frenos. Además, la elección de la tracción trasera o total mantiene vivo el adn deportivo, homenaje claro a las raíces más auténticas de Alfa Romeo, pero también una solución que asegura altas prestaciones y gran diversión.

150624_Alfa_Romeo_Giulia_HP3

Otras mejoras que permiten un manejo excepcional según la marca es la incorporación de la tecnología Torque Vectoring, para el máximo control de estabilidad; el sistema de frenado integrado, que reduce considerablemente la distancia en que se detiene el auto; y el Active Aero Splitter que gestiona la carga aerodinámica de manera activa, incluso a altas velocidades. Y para obtener la relación peso-potencia inferior a 3, el Giulia combina las prestaciones del motor con el uso extendido de materiales ultraligeros como la fibra de carbono, el aluminio y materiales compuesto de aluminio.

Por último, como detalle, en el centro del trilobulado frontal, uno de los elementos más distintivos en el mundo del automóvil, destaca el nuevo logo Alfa Romeo, que conserva la forma y los rasgos estilísticos legendarios y que le hacen mirar con renovada energía el futuro.

 

Video



Comentarios