Las dos caras del Salón de Buenos Aires – mtOnline
Las dos caras del Salón de Buenos Aires
Por Carolina Rojas A., enviada especial a Buenos Aires 27/06/2015
Énfasis en lo local y pocos estrenos globales se apreció en la VII versión de la muestra transandina.

Si bien por novedades no tiene relevancia para nuestro país, el Salón de Buenos Aires es un espectáculo que hay que vivir. Y es que en un país con una gran industria local y donde el automovilismo forma parte del día a día, el espectáculo luce mejor que en Chile.

Eso sí, la prensa transandina se encargó de dejar en claro que esta séptima edición del motorshow no grafica la situación del sector, con complicaciones arancelarias que tienen prácticamente muerto el mercado de autos importados y una evidente crisis inflacionaria que ha afectado significativamente las ventas generales. Esto hizo que la realización del evento estuviera en duda hasta último minuto.

Problemas más, problemas menos, La Rural recibió engalanada las novedades de 18 fabricantes de autos, además de otras sorpresas a cargo de autopartistas, e incluso una enorme exhibición de autos antiguos.

Uno de los protagonistas de la muestra fue Nissan, que anunció con bombos y platillos el establecimiento oficial de la marca en el país, además de una inversión de US$ 600 millones en la planta de Renault en Córdoba para producir la pick-up NP300 Frontier a partir de 2018, que abastecerá todos los países de la región, al parecer incluido Chile.

Con esto, la firma de origen japonés sigue demostrando su interés por el desarrollo del mercado latinoamericano, donde pretende posicionarse a corto plazo en el top 3 del ranking de ventas, para lo que necesita alcanzar al menos un 10% de market share.

De ahí la preocupación por hacer crecer la gama con modelos como el SUV compacto Kicks, que en su forma de conceptual ha seducido como modelo regional, pavimentando su camino a la producción, la cual se iniciaría a la brevedad en, posiblemente, la nueva planta de Nissan en Brasil.

La relación de Argentina con las camionetas es tan grande, que se espera que se convierta en una potencia productora de pick-ups similar a Tailandia. Ya se fabrican ahí la Toyota Hilux, la Ford Ranger y la Volkswagen Amarok, a las que se sumarían la mencionada Nissan NP-300 y la estrella del stand de Renault en este salón y único debut global del evento: la Duster Oroch.

Ashwani Gupta, Global Head of Light Commercial Vehicle Business Unit

Con una caja de 1,35 metros de largo y construida sobre la plataforma del Sandero, la Oroch tiene 650 kilos de capacidad de carga y una carrocería de doble cabina con buen espacio para cinco pasajeros. Podrá equiparse con motores bencineros de 1.6 litros y 110 Hp o 2.0 litros de 143 Hp, con caja mecánica y automática, pero sólo con tracción delantera.

Este modelo se ubica en una zona intermedia entre las conocidas pick-ups compactas (Chevrolet Montana, Volkswagen Saveiro y Fiat Strada) y las tradicionales camionetas de una tonelada, sustentando la estrategia de crecimiento de Renault en la región, que apunta a elevar sus ventas y extender el éxito del Duster, modelo del que ya se han comercializado más de un millón de unidades.

También regional fue la presentación del Honda HR-V, modelo que hace algunas semanas inició su producción en la planta transandina de Campana, con las primeras unidades destinadas a Brasil por su alta demanda (más de 4.000 unidades reservadas en un mes).

4 Honda HR-V

Fabricado sobre la plataforma del nuevo Fit, este crossover compacto vendrá equipado con un motor 1.8 litros i-VTEC, con transmisión manual de seis marchas o CVT, tracción simple o total, y con dos niveles de equipamiento. Eso sí, a Chile llegará a fines de año procedente de México. O al menos ese es el plan hasta ahora.

Para la misma época está preparando su desembarco en el país el Fiat 500X, primo hermano del Jeep Renegade (también presente en la muestra), aunque con formas más suavizadas para un concepto de crossover. Mantiene las líneas estéticas del 500, aunque agrega espacio y capacidades de todoterreno.

A nuestro país llegaría desde Italia con opciones de motor diésel y bencinero, caja automática de hasta nueve velocidades y opciones de tracción delantera e integral.

En otro espectro, las marcas de origen chino también presentaron algunas sorpresas con relevancia para nuestro mercado.

Chery develó el Arrizo 7, un sedán mediano inspirado en las formas del agua y que exhibe el nuevo estilo de diseño de la marca. En Chile ya está homologado para su venta.

8 Chery Arrizo 7

Equipa un motor Acteco 1.6 litros asociado a una transmisión manual de cinco velocidades, y cuenta con 455 litros en el maletero y buen equipamiento de serie, contando con luces LED, sunroof, sistema de infoentretenimiento con GPS, cámara de retroceso, bluetooth, volante multifunción, frenos ABS con EBD, control de estabilidad y seis airbags.

Lifan también tuvo protagonismo en la muestra, ya que hizo su arribo oficial al país con tres modelos, el SUV X60, el minitruck Foison y un crossover pequeño denominado X50, que no ha llegado a Chile todavía.

7 Lifan X50

Este último es producido en la planta que la marca tiene en Uruguay, cuenta con un diseño sencillo y está dotado de varias protecciones plásticas que le dan un look más campero.

Monta un bloque 1.5 litros de 102 caballos y contará con un buen equipamiento, donde se podrá optar por elementos como sunroof, pantalla táctil, ESP y airbags de cortina en sus variantes más equipadas.

Enfocado casi completamente en su mercado interno y alejado de los rimbombantes eventos del pasado, el Salón de Buenos Aires sigue siendo una importante vitrina de novedades regionales, y más ahora, que los fabricantes enfocan sus miradas en el territorio transandino para sus inversiones y nuevas plantas regionales.

Comentarios