*

Gecko, la inspiración animal de Audi quattro
23/07/2015
El símbolo del sistema de tracción de Audi es un pequeño reptil con enorme capacidad de adherencia a diferentes terrenos.

El sistema de tracción que caracteriza a Audi cumple 35 años. Desde que asomó allá por 1980, el mecanismo denominado Quattro se ganó un lugar de preponderancia en la industria automotriz y en el motorsport, donde revolucionó la escena precisamente con el Audi quattro en el mundial de rally. Pero lo que se desconoce en buena parte es el símbolo que representa al sistema que permitió a los alemanes sacar enorme ventaja en las zonas más trabadas, pues al no perder adherencia, tenía más facilidad para salir de curvas a altas velocidades, ganando segundos que a la larga derivaban en victorias.

El símbolo de quattro es un reptil llamado Gecko. Y no es casualidad que sea este animal, pues el Gecko tiene una especie de almohadillas en sus patas, lo que le permite desplazarse en diferentes direcciones, subir árboles con rapidez, moverse entre pisos de tierra o en zonas muy lisas o con agua. El sistema quattro apunta al mismo objetivo, la distribución constante de la potencia y torque entre las cuatro ruedas, con resultados equivalentes al del pequeño reptil: máximo agarre en cualquier superficie, mejor aceleración y control, estabilidad direccional en curvas, todas cualidades que determinan mayor maniobrabilidad y alta seguridad.

“Las capacidades superlativas del pequeño Gecko, que es sin lugar el único animal con tal capacidad de adherencia, fue desde un comienzo la analogía perfecta. Cualquiera de nuestros modelos equipados con quattro transmite la seguridad de este pequeño reptil. Máximo agarre en cualquier condición”, explica Ben Díaz, Director de Comunicaciones dePorsche Chile, importador oficial de la marca.

 

Comentarios