*

Audi clavó su tecnología en el corazón de los Andes
04/09/2015

La oscuridad de la noche y los escasos vehículos que se aprecian en la calle dan cuenta de que la ciudad aún duerme. Son las 5.30 AM y es la hora fijada para emprender rumbo hacia la Cordillera de los Andes, entre Farellones y Valle Nevado, donde una impresionante pista sobre hielo dará paso a la primera prueba de manejo de Audi sobre terreno congelado en la región. Y se cuida cada detalle, mal que mal, los ojos de muchos en Alemania están sobre la puesta en escena más alta que ha construido la marca, a 2.800 metros.

El horario no es un capricho. Y aunque la visibilidad es menor, lo que aumenta la dificultad, antes del amanecer es donde se encuentran las condiciones perfectas de temperatura, cercanas a los 0º, donde la gama completa de la serie S, desde el S1 al S7, afila sus dientes para demostrar sus capacidades.

La invitación de Audi, homologando lo que hace en Austria, Polonia y Finlandia, es para demostrar lo que pueden hacer estos vehículos con tecnología quattro, tal como viene sucediendo desde que en 1980 asomara el primer modelo con tracción integral. Y en ese circuito de 470 metros, con curvas en desnivel y peraltes invertidos, los vehículos se lucen en un hábitat que parece inhóspito para cualquier automóvil.

La experiencia de un manejo en hielo es diferente a todo lo que se encuentra a diario. Pero aunque pilotos profesionales son los encargados de entregar algunos tips de manejo, lo cierto es que no se debe ser experto para desplazarse, sólo concentrarse y no exceder las capacidades al volante. En ocasiones, parece sencillo girar por el circuito, pero en realidad es la inteligencia del sistema quattro que reparte la fuerza a cada rueda lo que permite disfrutar de la prueba, tal como lo hace el lagarto gecko, símbolo de esta tecnología. “El sistema es capaz de bloquear ruedas internas o externas a la curva para balancear en centro de gravedad del auto, lo que te permite tener control”, dicen los instructores.

Tras un par de vueltas, el test llega a su fin. Una experiencia que puso a Chile al nivel de los países más cercanos al ártico, sin ir más lejos, el director de comunicaciones del Grupo Porsche Chile, representante e importador de la marca, Ben Díaz, reconoció que “estamos muy orgullosos de haber traído a Chile este evento tan importante para la marca. Si bien el clima no nos permitió abrir esta experiencia a nuestros clientes, lo volveremos a intentar el próximo año, pues es un evento que hace única a la marca Audi”

Video

AUDI DRIVING EXPERIENCE from Horta Producciones on Vimeo.



Comentarios