*

El Jaguar XF mejora para conquistar el mundo ejecutivo
Por Por Carolina Rojas A., desde Pamplona (España). 12/09/2015
Mejor desempeño y una serie de cambios tecnológicos ofrecerá el renovado sedán británico.

Lujo, diseño, tecnología y rendimiento. Cuatro simples conceptos definen a la perfección la segunda generación del Jaguar XF, aunque en estricto rigor lo que representan es lo más importante.

Y es que bajo la brillante pintura de este modelo inglés se encuentra una innumerable lista de mejoras y cambios que buscan convertirlo en el punto de referencia del segmento, uno donde la competencia es amplia y variada, con modelos como el Audi A6, el BMW Serie 6 y el Mercedes-Benz CLS grabados a fuego en la retina colectiva.

XF_Portfolio_AuroraRed_009

Por estos días, la tarea de Jaguar no es fácil: hay que vender más autos que nunca en su historia. Para lograrlo no sólo se aventuró con un modelo compacto como el XE, también decidió dar un importante paso en el mundo de los SUV con el próximo destape del F-Pace, el primero de su estilo en salir de las líneas de producción de la marca.

Las ambiciones son muchas y el XF es piedra angular de todas ellas.

A conquistarlo todo 

Desde que se presentó al mundo, en 2007, el Jaguar XF ya registra más de 280 mil unidades vendidas y se apunta como el modelo más premiado de la marca, con 145 galardones en diversas categorías. Para esta segunda generación la idea es multiplicar este éxito, mejorando todos los aspectos del auto.

Uno de sus cambios más importantes se encuentra en la arquitectura, ahora con un 75% de aluminio de alta resistencia, lo que la hace un 28% más rígida y un 11% más ligera.

XF_Portfolio_AuroraRed_010

A pesar de ser la misma plataforma del XE, un 83% de las piezas es de uso exclusivo para el XF, por lo que su dinámica conductiva tiene una identidad propia.

En diseño el cambio es evidente, con formas más orgánicas, inspiradas en el look de sus clásicos, destacando el frontal más vertical, la amplia y marcada grilla, voladizos más cortos y faros de estilo más felino.

Si bien mantiene casi inalteradas sus medidas, este renovado XF gana unos buenos 51 mm entre los ejes (2.960 mm), dejando más espacio para los ocupantes, y hasta 450 litros de carga en el maletero.

Rodeadas de lujo, en el habitáculo toman protagonismo las pantallas. Una central de 10,2″ con un nuevo sistema operativo y otra de 12,3″ que reemplaza al cuadro de instrumentos.

XF_Portfolio_AuroraRed_079

En cuanto a motores, se mejoran algunos conocidos y se introducen otros nuevos, uno de ellos, el más pequeño, es el cuatro cilindros Ingenium 2.0 diésel, con 163 caballos de potencia y 380 Nm de par, o bien 180 Hp y 430 Nm de torque, dependiendo de la versión. Otra de las opciones diésel es el V6 3.0 de 300 Hp y hasta 700 Nm de par máximo.

También estarán disponibles un 2.0 bencinero de 240 Hp y 340 Nm, probado en el XF de primera generación, y el poderoso V6 3.0 Supercargado, que con sus 340 caballos y 450 Nm llega a 100 km/h desde detenido en sólo 5,3 segundos.

Tecnología de asistencia a la conducción hay mucha y variada, para permanecer en el carril, para el punto ciego y para estacionarse son las más populares.

Mejorar al XF era una tarea titánica, pero los nuevos aires de Jaguar alcanzan para todos los segmentos

Galería

Comentarios