*

Jeep prepara su regreso al segmento de camionetas
03/09/2015
Versión pick-up construida sobre la base del Wrangler llegaría al mercado en 2018.

Jeep tiene en carpeta la renovación del Wrangler. Por calendario, el arribo de la nueva generación del todoterreno vería la luz a finales de 2017, con una serie de novedades de estructura, pues aunque se mantendrá el esquema de ejes rígidos y la carrocería de acero, para disminuir el peso las puertas y el capó serán de aluminio.

A nivel motriz, el más emblemático de los 4×4 recibirá las mejoras de los motores Pentastar, además de la caja automática de 8 velocidades. Con esto, se incrementará la potencia, pero al mismo tiempo disminuirán el consumo de combustible y las emisiones de partículas contaminantes.

Eso sí, la mayor novedad no pasará por los detalles técnicos, sino por una versión que se incorporaría. Por lo que indican medios norteamericanos, Jeep contempla dar vida sobre la base del nuevo Wrangler a una pick-up mediana, la cual no asomaría al mercado antes de 2018.

Aunque es una especulación que la marca no ha confirmado, va tomando fuerza en el último tiempo, lo que marcaría el regreso de la compañía a un segmento en el que hace años participó con modelos como el Scrambler, Comanche o Gladiator, de hecho, de éste último se tomó el nombre para un conceptual que la marca estrenó en 2005 con techo cerrado y espacio para cuatro pasajeros.

Comentarios