*

La lujosa vida del goleador peruano que amenaza a la Roja
Por Mauricio Monroy 13/10/2015
Paolo Guerrero tiene un historial de deportivos y una serie de multas y sanciones.

Peru v Paraguay, tercer lugar Copa America 2015.La selección de Chile enfrenta esta noche su segundo desafío clasificatorio rumbo a Rusia 2018. Al frente estará Perú, cuadro en el que destaca como gran figura Paolo Guerrero, jugador que se ha caracterizado en su carrera por contar con los autos más espectaculares, aunque también asociado con frecuencia a líos de tránsito.

El ariete, como buena parte de los futbolistas, tuvo un origen humilde y él mismo comentaba en una entrevista que se desplazaba siempre en locomoción pública hasta los entrenamientos, ya que no tenia automóvil. El primero de su propiedad llegó cuando fichó por el Bayern Munich. En Alemania le entregaron un Audi A3, su primer auto.

Luego vino la fama y el dinero. Y asomó el primer deportivo, en Ferrari F430 Spider, que tenía un precio cercano a los 250 mil dólares. También asomaron los primeros inconvenientes, pues debido a una multa por exceso de velocidad, estuvo más de seis meses sin licencia y tuvo que rendir un examen sicológico para recuperar el permiso.

La afición por Ferrari sumaría un segundo modelo, un 458 Italia Spider, que tenía un precio cercano a los 235 mil dólares. Ese auto Guerrero intentó llevarlo a Perú, pero problemas con la documentación lo tuvieron mucho tiempo en aduana, donde debió además pagar una serie de multas. Tras eso, el peruano se aburrió y lo envió de regreso a Hamburgo.

Ferrari Spider

Por esos años, cuando era jugador del Hamburgo. Hubo otra jornada aciaga para el ariete. Tras una jornada exitosa en la cancha, donde le hizo el goldel triunfo al Mainz, el incaico fue portada de un diario debido a que su Porsche Panamera Turbo estaba ocupando el estacionamiento reservado a personas discapacitadas. Como consecuencia, nueva multa y pago por el costo del remolque.

Los deportivos nunca dejaron de ser la obsesión del actual delantero de Flamengo. Luego se hizo de Lamborghini Gallardo LP570-4 Superleggera negro, que desde su motor de 10 cilindros desarrolla 570 Hp, pasando de 0 a 100 km/h en solo 3.4 segundos. El precio bordeaba los 260 mil dólares.

“Depredador”, como le gusta señalarlo a los medios peruanos, también lució el más imponente de los Audi, el R8. Eso sí, los recuerdos quizás no son los mejores, ya que tras un partido de clasificatorias salió en el modelo y tuvo un accidente al chocar a un taxi.

Lamborgini Gallardo

El hecho tuvo nuevamente en la escena extrafutbolística a Guerrero, de hecho, el taxista afectado se quejó en los medios que el jugador nunca se acercó para solucionar o pagar los arreglos de su auto, es más, acusó que el ariete envió mensajes de que debía ser el propio taxista quien era el responsable y que debía pagar los cerca de 3 mil dólares que costaban los focos.

Para completar la serie de impactantes deportivos, uno de los últimos autos que se le ha visto es el Nissan GT-R blanco, valorizado en 96 mil dólares y que tiene como virtud erogar 545 caballos desde su propulsor V6 de 3.8 litros

¿Y todos son deportivos en la vida de Paolo Guerrero? Por lo que se vio en el diario El Libero, llegando al centro de entrenamiento de La Videna, el goleador lo hizo en una Ford F-150. Eso sí, la potencia no se deja de lado, ya que de todas maneras se mueve por un propulsor HEMI de 5.7 litros.

Comentarios