*

Lexus presenta en Chile su primer turbo de entrada
24/10/2015
La marca de lujo estrenó el IS 200T, modelo que le permite enfrentar de mejor forma la competencia.

Quizás fue más lento de lo esperado, pero luego de ocho años en el mercado nacional, Lexus comienza a tener un nombre entre las marcas premium. Es cierto, las alemanas son las favoritas, pero la firma de lujo del Grupo Toyota ha sabido tener paciencia e ir captando a una clientela que cada vez es más fiel a sus productos.

Mucho tiene que ver con las nuevas líneas de diseño que incorpora la firma a su line-up, pero también con que Lexus está haciendo cosas, con productos para llegar a un público más amplio. Dentro de esta estrategia estrena el IS 200T.

“Este modelo continúa con nuestros esfuerzos de entregar lo mejor a los usuarios, trayendo lo último en innovación, poder y estilo. Lexus IS 200T reúne todo eso en un sedán dinámico y de lujo”, explica Paul Cheetham, gerente de Lexus.

El nuevo IS 200T está en línea con la era de “lujo progresivo” de Lexus, en el que la comodidad y el equipamiento de última tecnología se suman al diseño de los vehículos, con líneas estéticas modernas y materiales de calidad. “Los usuarios no sólo buscan un auto para conducirlo, sino que quieren una experiencia distinta”, agrega Cheetham.

Mejores prestaciones 

En 2013 se lanza la tercera generación del sedán IS, que incorporaba un lenguaje de diseño más agresivo, el cual también quería verse reflejado en su gama, compuesta por las versiones 250, 350, 300h (sólo a pedido) y el F-Sport.

Dos años más tarde, Lexus busca seguir rejuveneciéndose y lanza la versión IS 200T, que reemplaza la versión 250. Por primera vez, la firma suma un motor turbo a su línea IS.

Y es que la sobrealimentación poco a poco va llegando a marcas que anteriormente eran absolutamente fieles a los motores atmosféricos.

Estéticamente, esta versión no tiene ningún cambio. Sus modificaciones están bajo el capó, que pasó de tener un V6 de 2.5 litros y 208 caballos de potencia, a un bloque de cuatro cilindros de dos litros, elevando su potencia a 245 Hp.

Mejorando en cada aspecto a su antecesor, este nuevo bloque se beneficia de una serie de innovaciones y tecnologías que permiten una rápida respuesta al acelerador, torque instantáneo y una óptima relación entre eficiencia y potencia.

Este propulsor va asociado exclusivamente a una caja de cambios automática Sport Direct Shift de ocho relaciones, la misma unidad empleada por el deportivo Lexus RC F, con un sensor que incluso tiene en cuenta la fuerza G a la hora de hacer cambios de marcha.

Pensado para el disfrute, su comportamiento incluye un programa en el que baja de marchas al haber fuertes frenadas y sostiene dicha marcha en curvas en conducción deportiva. La idea es que transmita más sensaciones al conductor y un mayor placer al manejar.

Con esta combinación, el Lexus IS 200T es capaz de acelerar hasta los 100 km/h en 7,0 segundos, alcanzando una velocidad punta de 230 km/h. Además, su consumo homologado es de 12,2 km/l.

El precio de esta nueva versión es de US$ 46 mil, seis mil dólares menos que la versión IS 250, por lo que los ejecutivos tienen altas expectativas de ventas, esperando comercializar 100 unidades anuales.

Comentarios