*

Mazda MX-5: Con genes deportivos para no achicarse frente a nadie
Por Romina Cannoni 07/11/2015 1714 vistas
La cuarta generación de este roadster japonés es el resumen perfecto de lo que Mazda busca entregar en cada uno de sus modelos, en los cuales el concepto Jinba Ittai, que significa "caballo y jinete unidos en uno", se respira en cada acelerada del pequeño deportivo. Un verdadero juguete para los más grandes de la casa.
  • Motor: 2.0 SkyActiv
  • Potencia: 153 Hp
  • Transmisión: MT 6 vel.
  • Tracción: trasera
  • Largo: 3.915 mm
  • Precio: $ 18.490.000

 

Durante la presentación de la cuarta generación del Mazda MX-5 hubo una información que pocos consideramos en el momento de presentar el producto, pero que tomaría gran fuerza en el momento de probar este pequeño roadster de menos de cuatro metros de longitud. MotorTrend, la revista norteamericana especializada en el mundo motor, situaba al pequeño biplaza de Mazda entre los mejores autos para manejar de este año. Un dato no menor si se tomaba en cuenta que se le comparó con modelos de estirpe y tradición deportiva, como el Porsche Cayman GT4, el Mercedes-AMG GT S, Volkswagen Golf R, Lexus RC F, Bentley Continental GT3-R, entre otros. Salió tercero, detrás del GT S de Mercedes-AMG y del Cayman GT4.

Pero ¿qué tiene este pequeño que lo hace tan atractivo, incluso cuando se le compara con monstruos de la deportividad y que pueden incluso triplicar su potencia?

 

Lanzamiento Mazda all New MX-5-043

 

Partamos por lo primero. Visualmente, esta generación es, sin duda, la más hermosa de las cuatro. Sus líneas definidas, sus pasos de rueda marcados, el trabajo en los focos delanteros y traseros, su perfecta armonía de proporciones lo hacen ser un deleite para la vista, sin importar si a alguien le gustan o no los deportivos. El diseño fue pensado y trabajado para enamorar a cualquiera.

Adentro, el avance entre éste y su antecesor es abismante. Nueva disposición de controles y mayor cuidado en los materiales utilizados. No sólo quiere parecer un deportivo distinguido, sino que busca serlo. Y todo juega a favor de él. Con una posición de manejo baja, un manubrio redondo grueso y un grip exquisito, la palanca de cambio de engranajes cortos y que entran perfectos. Una delicia.

A pesar de que la luneta y los espejos laterales son pequeños, hay una visibilidad correcta. Sólo podría complicar los hombros delanteros, pero al ser compacto, las dimensiones se interiorizan rápidamente.

Lanzamiento Mazda all New MX-5-037

 

 

Entretención al máximo
Ahora bien, lo mejor de este roadster se puede vivir cuando se prende el motor y se sale a manejar. Su motor con tecnología SkyActiv es un dos litros de 153 caballos de potencia, el cual fue ajustado especialmente para él. Esto le permite tener unas salidas rápidas y explosivas, que engrana a la perfección con la caja mecánica de seis velocidades. Son marchas cortas y efectivas, que exprimen al máximo el motor de este deportivo. Si bien el auto se mueve bien en la parte baja del tacómetro, es sobre las 4.500 rpm cuando se vuelve de verdad muy entretenido. Tanto así, que te incita a llevarlo siempre pegado a la línea roja.

 

Lanzamiento Mazda all New MX-5-010

 

Y es que a pesar de que sólo tiene 153 Hp, es su relación de peso/potencia -de sólo 6,6 kg/Hp- lo que le permite ser tan explosivo y responder al toque del pedal.

El MX-5 tiene un comportamiento muy noble. Hay una mejora sustancial en la suspensión, con un recorrido mucho más ajustado a la ciudad, por lo que no golpea como en la generación anterior, no pierde su deportividad en curva ni su dinamismo, ya característico en este auto. Su relación de peso 50:50 y su tracción trasera lo hacen ser uno de los deportivos más atractivos del mercado y a un costo bastante accesible para todo lo que entrega. Eso sí, el control de estabilidad te vuelve bruscamente al centro. Si lo desconecta, afírmese y esté dispuesto a disfrutar de un momento lleno de adrenalina. MotorTrend tenía razón en su veredicto.