*

Subaru Forester: eficiencia para el crossover japonés
Por Mauricio Monroy S. 11/12/2015
Probamos la nueva versión diésel con motor de dos litros que arribó a nuestro país. Se trata de una interesante alternativa que destaca por la mayor benevolencia con el bolsillo de los consumidores, pero que también incluye detalles que aumentan la comodidad y el confort.

Un poco contra la corriente que va por las motorizaciones bencineras, Subaru sumó a su oferta el Forester 2.0D, modelo con un motor boxer diésel de 150 caballos de fuerza, asociado a la caja Lineartronic CVT. Se trata de una edición que busca transformarse en una alternativa para quienes buscan reducir el gasto en combustible, acompañado de la confortable sensación de placer al volante que entregan los petroleros actuales.

El diseño exterior, eso sí, es idéntico a las versiones bencineras. La forma de reconocerlo es por la placa “Boxer Diesel” de la zaga. En el interior se aprecian modificaciones que le van entregando mejor sabor a este crossover japonés.

 

H515703100a

 

La principal modificación es la incorporación de fábrica del display multifuncional con pantalla táctil de 7”. Atrás quedan las críticas y los días en que la radio era incorporada en nuestro país. Lo bueno de este sistema, al margen del avance estético, es que cuenta con un computador que entrega datos que ayudan al conductor, como la tracción que están teniendo los neumáticos, el rendimiento e, incluso, si es correcta o no la presión del pedal del acelerador. Y al momento de apoyar la seguridad, visualiza mediante una cámara de retroceso lo que pasa en la zona trasera del vehículo.

A nivel de confort, también dispone de mejoras, contando el mayor ángulo de apertura de las puertas para el ingreso a los asientos posteriores, aspecto que lo apreciarán mucho las personas con hijos; el apoyacabeza activo que previene el latigazo cervical, y los espejos laterales abatibles de forma eléctrica que se agradecen enormemente cuando uno se estaciona en espacios angostos.

 

Mayor eficiencia
El andar del Forester responde a la tradición de la marca. Confortable, muy estable, dirección de buen tacto y un chasis que se sostiene con enorme firmeza en curvas por su tradicional sistema Symmetrical All Wheel Drive, en esta versión diésel existe una diferencia al momento de salir desde cero, puesto que tiene un arranque menos reactivo. La caja CVT, que simula una automática de siete velocidades, tampoco ayuda a un mayor vértigo al volante. Quizás la caja manual de seis marchas ofrezca más aceleración inicial.

 

Subaru XV Forester Diesel 013

 

Pero lo que se busca en este modelo de esencia familiar es un buen confort de marcha, lo que se ve favorecido por la suspensión; para resaltar este funcionamiento, que impide grandes balanceos, al mismo tiempo que entrega absoluta estabilidad a altas velocidades. Por si fuese poco, apreciamos el correctísimo trabajo de insonorización, con casi nulas vibraciones percibidas desde el interior.

Ahora, al momento de tener que ir a cargar combustible las diferencias son ostensibles. Si su homólogo bencinero (2.0 con caja CVT) tiene como rendimiento promedio 9,4 km/l, para esta variante esa cifra se eleva a 14,1 km/l, lo que, sin duda, permite mirar con ojos más apetecibles al nuevo integrante de la familia Forester.

 

 

Subaru XV Forester Diesel 010_2

 

Motor: 2.0 litros Boxer turbo diésel
Potencia: 148 Hp
Torque: 350 Nm
Tracción: Symmetrical All Wheel Drive
Caja: Lineartronic CVT
Precio versión: $ 21.990.000

A favor: el excelente consumo de combustible, la comodidad interior, la nueva pantalla táctil y la insonorización.

En contra: la escasa reacción de velocidad inmediata que se consigue al salir desde cero con la caja Lineartronic CVT.

Comentarios