*

Los autos familiares mejoran sus prestaciones y amplían la oferta
19/02/2016 6292 vistas
Aunque actualmente representan sólo el 3% de las ventas de la industria, las vanes se reinventan para ofreer un mejor rendimiento y un equipamiento de serie que antes sólo se encontraba en versiones full equipo. Las alternativas oscilan entre los nueve y $30 millones.

Pese a la arremetida en los últimos años de los SUV, que brindan una mezcla de utilitarios con prestaciones off-road, las minivanes familiares y los monovolúmenes de tres corridas de asientos continúan siendo una alternativa válida, gracias a su capacidad para siete u ocho pasajeros, un consumo eficiente y buen equipamiento en términos de seguridad. En general, el perfil de los compradores de estos autos son familias con un estilo de vida muy activo.

cl_13_074_030_jpg (1)

Aunque las ventajas que ofrecen son altas, el mercado de minivans en Chile es reducido, alcanzando apenas el 3% de participación. Y si bien la oferta también es acotada, es amplia en cuanto a precios, pues se encuentran vehículos entre nueve y 
$ 30 millones.

Suzuki es de los últimos en ingresar a este nicho con el lanzamiento del Ertiga. “Apostamos por este segmento, ya que comprendimos que las familias han cambiado, que existen diferentes tendencias y estilos de vida”, explicó Cristián Naretto, gerente general de la marca.

Pero ¿qué se busca? “En este segmento se privilegian tres factores: seguridad, comodidad y tecnología. Buscan sentirse seguros dentro del vehículo. La idea es poder mantener el control de lo que pasa y que todos se sientan cómodos”, explica Antonieta Melo, gerenta de marketing de Kia Chile, una de las marcas líderes del segmento con sus modelos Carens y Carnival.

Suzuki Ertiga 003

Rodrigo Hernando, gerente general de Citroën, explica que su público son “los grupos familiares que viven lejos de los centros urbanos, ya que disponen de un gran espacio y un buen consumo, lo que representa una ventaja frente a los todoterrenos”.

A pesar de que una de las principales desventajas de estos modelos familiares frente a los superventas de los SUV es el diseño, desde hace ya un rato que la industria trabaja para cambiar el concepto de “auto de mamá”. “Hoy, estos vehículos buscan precisamente romper ese estigma del auto familiar feo, fome y sin estilo. Muchos de nuestros clientes los compran aunque sólo tengan dos hijos, ya que hay elementos de comodidad, seguridad y tecnología que hacen de estos modelos un superauto”, puntualiza Antonieta Melo.

Oferta cosmopolita

Dos modelos de origen asiático abren el amplio abanico de autos familiares. La JAC J6, fabricada en China, es la alternativa más accesible del mercado, con un precio de entrada de $ 8.990.000. Monta un motor bencinero de 1.8 litros de 141 Hp, con una excelente relación precio-equipamiento.

j6_print_1

La segunda opción llega de la mano de la nueva Suzuki Ertiga. Construida en India sobre la plataforma del Swift, incorpora doble airbag en sus tres versiones y es movida por un bloque bencinero de 1.4 litros y 91 caballos. Su valor va desde $ 9.490.000 a $ 9.990.000.

Cristián Naretto afirma que “no es necesariamente para familias numerosas, sino para aquellas que les gusta invitar a todos los que quieran a ser parte de sus aventuras. Antes, por ejemplo, la familia completa no podía salir de paseo, ya que faltaba espacio para llevar a los suegros, primos o amigos de colegio”. Mientras el J6 rinde 11,4 km/l en ciclo mixto, la van de Suzuki promedia 16 km/l.

Más arriba en la tabla de precios aparecen los líderes y pioneros del segmento de las familiares, donde hay más equipamiento y diferentes alternativas motrices y de transmisión.

Mazda-5 2

La tercera generación de la Mazda 5 está disponible a partir de $ 11.990.000, en versiones con caja mecánica de seis cambios o automática de cinco marchas. La familiar japonesa destaca por sus puertas corredizas y se mueve por un motor de 2.0 litros y 144 Hp, con un rendimiento mixto de 12,2 km/l.

Chevrolet-Orlando_2012_1600x1200_wallpaper_42

La Chevrolet Orlando llegó a Chile en 2011 y se construye en Corea del Sur, sobre la base del Cruze. Está disponible con un bloque diésel de 2.0 litros de 163 Hp y un bencinero de 2.4 de 182 Hp, ambos asociados a caja automática o manual de seis velocidades. Su precio parte en $ 13.280.000 y tiene un consumo homologado de 16,4 km/l y 10,2 km/l, respectivamente.

Kia Carens 3

Kia participa por partida doble. Primero, con la Carens, que está disponible con dos motorizaciones: un diésel 1.7 litros de 134 caballos y un bencinero de dos litros y 150 Hp. La familiar de Kia se ofrece en siete diferentes configuraciones, adaptándose mejor a cada necesidad de grupo familiar. “Carens es para esas familias que valoran pasar el tiempo reunidos y hacer actividades en el fin de semana”, explica Antonieta Melo. Su precio parte en $ 10.990.000.

El segundo modelo es la Carnival, la líder entre las minivan y que tiene capacidad para siete u ocho pasajeros, está disponible en cinco versiones, con precios que van desde los $ 20.190.000 hasta los $ 26.690.000. Un salto importante en su valor, pero que se ve reflejado por el salto cualitativo en equipamiento de seguridad y de infoentretenimiento, además de ofrecer modernos bloques: un bencinero 3.3 (266 Hp) y un diésel 2.2 (197 Hp).

rodius_03

SsangYong suma a la oferta la Stavic, una van para siete pasajeros, con motor diésel 2.2, asociado a una caja mecánica de seis cambios o a una automática de cinco. La Stavic es la única disponible en versión 4×4. Su valor va de los 
$ 16.990.000 a los $ 20.090.000.

La Chrysler Town & Country ha sido, sin duda, un referente desde su arribo al país en 1993. La actual generación se mueve por un V6 de 3.6 litros bencinero, capaz de desarrollar 283 Hp, y su valor es de $ 29.990.000. Para Verónica Barahona, jefa de marketing de Chrysler, un punto a favor de este modelo es “la versatilidad que se encuentra gracias al sistema Stow’n Go, ya que la minivan familiar se transforma en un utilitario de extraordinaria amplitud y un sinnúmero de configuraciones distintas para los asientos”.

Eficiencia gala

En un rango intermedio de precios se encuentran dos monovolúmenes franceses que cautivan por un look moderno, enorme versatilidad y excelente rendimiento.

La Citroën C4 Picasso de siete plazas cumple con esas condiciones, ya que según Rodrigo Hernando, “pese a que las dimensiones exteriores hacen parecer a este tipo de vehículos un poco pequeños, en el interior son muy amplios y con compartimientos para objetos, alta tecnología y versatilidad”. El modelo de los chevrones que se construye en España dispone de un motor bencinero 1.6 y 115 Hp, asociado a una caja mecánica de seis velocidades, ofrece un rendimiento mixto de 16,2 km/l y su precio arranca en los $ 18.490.000.

5008_0909SM_005

La Peugeot 5008 se lleva los aplausos a la van más rendidora del segmento. Construida íntegramente en Francia, se ofrece en versión única a un precio de $ 18.020.000 y se distingue por el motor diésel de 2.0 litros y 163 caballos que homologa 19,3 km/l. “Lo que buscan los usuarios es un vehículo práctico, con modularidad para movilizar a su familia en la vida cotidiana: colegio, vacaciones, etc., pero también están preocupados de la seguridad”, explica Francisca Román, gerenta de marketing de Peugeot Chile.