*

[Sabores Actuales] Álvaro Romero, el Chef Revelación del Año
Por Alejandra Mulet Brito 09/04/2016
¿Quién es el hombre que le está dando nuevos aires al clásico y reconocido restaurante Europeo? ¿Qué hace que este joven chef ya sea reconocido por toda la prensa especializada como la sorpresa culinaria del año? Aquí, su historia.

Recién reconocido por el Círculo de Cronistas Gastronómicos y del Vino de Chile como Chef Revelación del Año, el joven Álvaro Romero (31) es el hombre hiperquinético de la cocina actual. Una distinción que se suma al ya otorgado el año pasado por la revista Wikén.

Su tiempo lo divide entre la cocina del conocido restaurante Europeo, en Santiago, las asesorías que hace a un lodge en la Patagonia y a la realización de las diferentes versiones del Mercado Mastica, una feria gourmet gratuita que se realiza todos los meses en el Parque Bicentenario, en la comuna de Vitacura.

europeo

Egresado del Ecole Culinaire Francaise de Santiago con un Grand Diplome Superior, el cual incluye una práctica profesional en Francia, Álvaro ya tiene nueve años de experiencia como cocinero. De ellos, cinco ha dedicado al Europeo, divididos en dos tandas; los últimos tres años ha realizado asesorías y también ha estado a cargo de la maravillosa cocina del restaurante del Hotel Singular Santiago, entre otras labores.

¿Cuál es la propuesta del Europeo y en qué te inspiras al crear un plato?
Europeo hoy -y siempre- es referente de alto estándar gastronómico, calidad y servicio. Creo que mi misión aquí es seguir con estos estándares, llevarlo más allá, crecer y aportar desde el punto de vista de la innovación y respetar las tradiciones.

La inspiración viene de todas partes, desde una salida a terreno, visitar a mis proveedores, la música, el arte, trato de que mi cocina sea bien conversada y dialogada. Mis platos siempre van mutando o, difícilmente, te puedo decir que un “plato está terminado”, tratamos como equipo de imponernos desafíos, técnicas, conceptos y aplicarlos plato a plato, temporada a temporada.

¿Hay algo que te gustaría implementar en la cocina del Europeo?

Es lo que estamos permanentemente haciendo, por un lado profesionalismo y procedimientos, desde el punto de vista gastronómico, siempre trabajando en conjunto con nuestros proveedores, buscando productos que puedan hacer la diferencia día a día.

También asesoras a un lodge…

Sí, mi trabajo en Dos Lagos Lodge (www.doslagoslodge.com) empezó a fines de 2013, justo calzó con mi salida del Europeo, antes de irme a Patagonia a The Singular. Es bastante itinerante, vez que me necesitan, y puedo, voy. Es un lugar increíble, está ubicado en la Región de Aysén, en donde luego de hacer un brief de cada cliente (dietas, intolerancias, alergias, etc.), hago un catastro de productos que pueda conseguir y mostrar de Chile a quienes visitan el lodge. Trato de abastecerme lo más posible de lo que haya en la región y sus alrededores. He podido conocer gente increíble, como el trabajo de la señora Amanda Rivera, que junto a su marido tienen más de ocho invernaderos, preciosamente cuidados y llenos de las mejores hojas, flores y germinados que puedas encontrar en la zona.

¿Cómo nace la idea de Mastica y qué buscan?

Mercado Mastica nace en 2015 como proyecto en conjunto entre un grupo de jóvenes emprendedores (Mari Gálmez y Pablo Lamarca) y la Corporación Cultural de Vitacura. Nuestra misión es democratizar la comida y con esto cambiar la forma en que comemos. Somos más que un buen plato de comida. Nuestra misión es generar una experiencia en 360º, que permita reconocer nuestra idiosincrasia, remapear nuestro país, generando una nueva mirada sobre Chile. Somos orgullosos de ser chilenos y de lo que comemos. Gracias a mi profesión de cocinero, me ha tocado compartir con proveedores y productores de distintas partes y tratamos de crear oportunidades, dar el flujo y la constancia a un productor, de mostrar su trabajo una vez al mes.

El futuro

Agradecido del doble reconocimiento entregado por la prensa especializada, Álvaro quiere seguir buscando de manera muy natural y orgánica su rol de intermediario con el consumidor, para quien cocina, y para el productor/proveedor, a quien le compra, porque es en su cocina donde encuentran una buena vitrina, tanto en el Europeo, el lodge y en su mercado Mastica. MT

Comentarios