*

Test Chery Arrizo 5: Para volver a creer en los sedanes
Por Carolina Rojas Arenas 29/04/2016
Con la llegada del Arrizo 5, Chery finalmente completa el cambio de imagen de sus sedanes. Gran espacio, buen equipamiento y dinamismo son las armas de este modelo para conquistar corazones en el segmento.

Hace ocho años, cuando los autos chinos recién desembarcaban en nuestro país, hubiese sido una locura pensar en desembolsar más de 10 millones en una unidad. Y es que por genética tendemos a desconfiar de los cambios y de todo aquello que sea nuevo. Mucha agua ha pasado bajo el puente, y hoy ya no es extraño escuchar que alguien se atrevió con uno de los variados modelos del gigante asiático.

Chery fue la segunda firma en poner la bandera china en nuestro país, y en estos años no ha hecho más que sorprender con su evolución en competitivos segmentos.

El Arrizo 5 es la obra cúlmine de su estrategia de renovación de sedanes, apuntando a un público intermedio, que busca un auto de líneas modernas, pero que no quiere salir de un vehículo de tres cuerpos.

Estéticamente nos muestra muy bien lo que ha estado intentando hacer la marca, con un estilo definido y reconocible, con focos alargados, una amplia parrilla cruzada por una barra cromada, una línea de los hombros bien marcada y una zaga robusta y alta.
Si bien los parabrisas delanteros y traseros están algo inclinados, como una forma de acentuar el estilo, la visibilidad es buena en todos los ángulos, independiente de la altura del asiento.

En el habitáculo hay espacio de sobra hasta para cinco personas, y es que si bien por fuera el Arrizo 5 no se ve tan grande, a pesar de sus 4.532 mm de largo, es en el interior donde está la sorpresa, gracias a una distancia entre ejes de 2.650 mm, con un muy bien distribuido diseño que, además, deja lugar para un maletero de 430 litros.

DSC_5376

Al igual que con todos los nuevos modelos de Chery, como el Arrizo 7 y el Grand Tiggo, se aprecian terminaciones y materiales de buena calidad, con combinaciones de colores oscuros, muy a tono con lo que buscan los consumidores chilenos, aunque siempre con algunos toques y detalles cromados tan típicos de los modelos del origen.

Estuvimos al mando de la variante tope de línea 1.5 MT GLX, que se ofrece en Chile por $ 9.990.000 ($ 10.490.000 cuando se acabe la época de bonos), y que cuenta con elementos tan cotizados como bluetooth, mandos al volante, pantalla táctil, cuatro airbags y control de estabilidad, entre lo más destacado.

Gracias a su motor 1.5 litros de desarrollo propio, el Chery Arrizo 5 tiene un desempeño bastante agradable. Los 115 caballos de fuerza son suficientes para entregar movimientos ligeros y rápidos, y cuando se necesita fuerza son suficientes los 141 Nm, que ayudan a salir en pendientes inclinadas.

Aunque no es ni busca ser deportivo, en general el auto se comporta de manera confiable y agradable, tanto en ciudad como en carretera, eso sí a veces se siente que falta una sexta marcha en la caja, sobre todo cuando se han sobrepasado las 3.800 revoluciones en carretera. Eso, sin contar el enganche un poco rasposo de las primeras marchas, al menos en nuestra unidad de prueba.

Con todo, es un vehículo bastante atractivo y económico, que en el 3CV homologó un rendimiento de 10,4 km/l en ciudad y hasta 17,7 km/l en carretera, muy similar a los números que obtuvimos en las calles de la capital.

A favor: buen equipamiento de confort y seguridad, rendimiento acorde al segmento y buen desempeño conductivo.

En contra: la transmisión es un poco tosca en las primeras marchas, se extraña el ajuste de profundidad del volante.

 

Puedes revisar también el Test Drive de la semana pasada sobre el  VW Polo (VER NOTA AQUÍ).

Comentarios