*

Uber y California llegan a un acuerdo sobre seguridad
09/04/2016 801 vistas
Uber accedió a pagar hasta US$ 25 millones de dólares para resolver una demanda planteada por los fiscales de San Francisco y Los Ángeles.

Mientras en Chile recién comienzan los problemas legales sobre la aplicación de transporte Uber, en el estado de California se evidencian otro tipo de discusiones. Como un servicio ya instaurado en el mercado, Uber ha tenido que lidiar con otro tipo de demandas, como aquella realizada por los fiscales de Los Angeles y San Francisco, quienes acusaron a la aplicación de engañar a los usuarios sobre la verificación de antecedentes de sus conductores.

La demanda, efectuada en 2014, fue vista como una falta a la seguridad de los ciudadanos bajo el argumento de que Uber afirmó de manera falsa que la forma en que verificaba los antecedentes penales de posibles choferes era la más destacada en el sector. Es más, los fiscales complementaron diciendo que estas revisiones eran inferiores a aquellas que se someten a los conductores de taxis ya que  no incluía la verificación de huellas digitales en su proceso de selección. 

De esta manera, la aplicación accedió a pagar una multa civil de US$10 millones que se dividirá en partes iguales entre San Francisco y Los Ángeles. Si no cumple con los términos acordados en los próximos dos años tendrá que pagar US$15 millones extras. 

Ademas, prometió nunca más describir la verificación de sus conductores bajo el lema de ser bajo el mejor estándar de selección ( “the gold standard” y  “safest ride on the road”). El comunicado publicado por la empresa también indicó que ya se han realizado una serie de cambios en su estrategia de marketing y operaciones. 

Por otro lado, Uber también tuvo que enfrentar otra demanda hecha por los mismos distritos de California: no tener los permisos necesarios para tomar y dejar pasajeros en los aeropuertos. En este tema, indicó que continuará trabajando con funcionarios de California para asegurarse de que su aplicación cumple con los estatutos legales al momento de calcular las tarifas cobradas. 

Contento de haber resuelto y dejado atrás estas temáticas, Uber remató diciendo que hará un doble esfuerzo para servir de la mejor manera a los clientes y conductores del estado de California.