*

Jaguar XF: Tres formas de vivir la diversión felina
30/05/2016
La marca importada por Ditec tiene disponibles en el mercado nacional tres variantes de su sedán XF y que apuntan a conquistar a tres tipos de consumidores, dependiendo de sus intereses. En un recorrido que constó con más de 300 kilómetros hacia el sur de Santiago, los pusimos a prueba y este es el veredicto.

Hace un par de meses, Jaguar lanzó el renovado XF, ese sedán que nació en 2008, que tuvo un restyling en 2011 y que puso a la firma inglesa en órbita de los nuevos tiempos. Era su primera experiencia en entregar un producto novedoso y rejuvenecido.
La versión actual de este sedán, que compite de frente con el BMW Serie 5, Audi A6 y Mercedes-Benz Clase E, gana de entrada por ser el más largo, por tener un muy buen espacio para los ocupantes de las plazas traseras, entregado, principalmente, por los 2.960 mm de distancia entre ejes y que le otorgan 540 litros de capacidad de carga en el maletero, una cifra nada despreciable para viajar y llevar todo el equipaje que quiera.

wsw

Obviamente que la atmósfera que existe en el interior es digna de Jaguar y no se le puede esperar menos. Ricos materiales, de buen tacto y con una mezcla exquisita le dan el toque inglés de sobriedad y elegancia a un auto que busca cautivar por su soberbio andar.

El XF está presente en Chile en tres versiones: XF Pure (US$ 54.900) y XF R-Sport (US$ 69.900), disponibles con un motor a gasolina 2.0 de cuatro cilindros, 240 Hp y transmisión automática y diferenciados entre sí por algunos elementos estéticos. En tanto la variante XF S (US$ 84.900) equipa un motor a gasolina V6 3.0 de 380 Hp y transmisión automática de ocho velocidades.
Pusimos a prueba las tres unidades, camino a la viña Vik, ubicada al interior del Valle de Vicente de Tagua Tagua, en la Sexta Región.

» Cada cual con su pareja

A lo mejor partimos al revés, pero la primera unidad que tuvimos en nuestras manos fue el XF S, esa con el motor V6 3.0 de 380 caballos de potencia. Una verdadera delicia. Si no logras dosificar la fuerza con la que empujas el acelerador, de verdad que puedes quedar pegado en el asiento, y si no fuera por los controles de asistencia, incluso podrías perder un poco el control.

qergdwtbgtrg

Es que al ser tracción trasera, el XF S se vuelve un felino indomable sobre el asfalto, en busca de adrenalina pura en cada subida del tacómetro. La verdad es que es dificil no tentarse y probar sus cualidades en recta y, por qué no decirlo, también en curvas. Este modelo inglés es todo un seductor y sabe responder cuando se le exige al máximo.

45eg3r5h6gtrjyhtrjyu

La suspensión tiene la rigidez necesaria para sentirse que gira decidido y que mantiene la trayectoria con limpieza. Obvio que la dirección de este sedán es directa y transmite muy bien lo que está pasando bajo el chasis.

Luego de disfrutar esa versión fue el turno de la variante de entrada, si es que se puede decir así. El desafío de subirse rápidamente a un auto con 140 caballos menos no era simple. Pero este bloque de dos litros y 240 caballos nos sorprendió.

gbefgbegfb

No podemos negar que la diferencia se nota, pero si logramos desconectarnos de lo que acabamos de probar, podemos apreciar lo que puede entregar este bloque. Mucho más dócil, pero no por eso aburrido. El poder controlarlo desde el inicio hace que la conducción sea más entretenida, porque es uno el que va al mando del auto, el cual tiene respuestas precisas y seguras. Conjuga confort y deportividad, lo que para un andar en ciudad es ideal, sobre todo con el tráfico que tienen las grandes ciudades de nuestro país. La tercera variante cambiaba sólo algunos aspectos estéticos y que tienen más que ver con el gusto de algunos elementos, pues es el mismo bloque. Un sedán con tres variantes, para diversos gustos y exigencias.

Comentarios