*

Jóvenes o adultos mayores: ¿Quiénes son más peligrosos al volante?
Por José Ignacio Gutiérrez 27/07/2016
Estudio norteamericano entregó llamativos resultados sobre las habilidades de conductores, por edad.

Existe una idea instalada en torno a que los jóvenes representan el segmento etario más peligroso al momento de manejar un vehículo. Incluso los manuales de conducción reafirman esta teoría, y es que sin duda la falta de experiencia incide en reacciones erradas ante situaciones puntuales que debe enfrentar un conductor, como una frenada brusca, el reventón de un neumático o la conducción sobre pavimento resbaladizo. Por el contrario, los conductores experimentados están mejor preparados y responden mejor ante los imprevistos, aunque a partir de los 40 años la visión y habilidades cognoscitivas comienzan a decaer de forma progresiva.

A raíz del accidente ocurrido en el supermercado Jumbo Bilbao, en donde un hombre de 77 años cometió un grave error en su Peugeot automático al caer desde el segundo piso del estacionamiento, recordemos el estudio de la revista norteamericana Good. Este último, reveló cuáles son las conductas y factores de riesgo más presentes en jóvenes, de entre 18 y 25 años, y adultos de más de 64 en Estados Unidos.

accidente

– Los conductores jóvenes, en general, muestran conductas irresponsables, como escribir mensajes en el teléfono mientras manejan. Los adultos mayores repiten ese patrón en sólo un 1% de los casos.

– Sólo el 7% de los conductores de la tercera edad que murió en un accidente, había consumido alcohol. En tanto, la prevalencia aumentó a 24% en personas de entre 21 y 64 años.

– El exceso de velocidad es el error más recurrente de los conductores de menos de 25 años. Un 15% de los accidentes en ese rango etario, se produjo por esta causa. En adultos mayores, esa cifra alcanza apenas a un tercio.

– Un 79% de los adultos mayores que murieron en accidentes, usaba cinturón de seguridad. Sólo un 66% del resto de conductores lo llevaba puesto al momento del impacto.

– Los conductores viejos tienden a ver menos durante la noche o en situaciones adversas, como días de lluvia o de neblina.

– Las personas de más de 65 años tienen 3 veces más riesgo de morir en un accidente vehicular. Eso a pesar de que los jóvenes son quienes más participan en colisiones de tránsito. El motivo es que el cuerpo humano se vuelve más débil con los años.

Comportamiento a nivel cerebral

 

– La región frontal del cerebro no se desarrolla completamente hasta los 25 años en hombres y 22 en mujeres. Esta zona es la encargada de medir los riesgos asociados. Por el contrario, los jóvenes tienen reacciones más rápidas que adultos y ancianos, aunque eso no necesariamente implique reacciones acertadas.

adolescent-brain

– En adultos mayores, la actividad cerebral se va haciendo más lenta, lo que sumado a una empeoramiento de la visión, repercute en respuestas más lentas.

– La coordinación entre el volante, acelerador, freno, embrague, señalizador, radio, aire acondicionado y espejos, se torna dificultosa a medida que la memoria se deteriora.

Se estima que en 2030, 1 de cada 5 conductores en Estados Unidos tendrá sobre 65 años. Además, los ancianos triplicarán a los choferes jóvenes de entre 16 y 19 años.

Cómo afronta la industria esta realidad

Los fabricantes de automóviles están conscientes del envejecimiento de la población y han pensado en sistemas que reducen la accidentabilidad: botones más grandes en el tablero, cinturones de seguridad inflables en los asientos traseros, para personas propensas a la rotura de huesos, cámaras traseras y sistema de detección de cambio de pista.

Fuente: Good

Comentarios