*

[Test Drive] SsangYong XLV: Una opción familiar y versátil
Por Mauricio Monroy S. Fotos: SsangYong. 21/01/2017
El modelo de la casa coreana se muestra como una alternativa extendida del Tivoli, ofreciendo un alto confort de marcha, amplio espacio interior y solidez en el andar gracias a un motor de respuestas progresivas.

La última apuesta de SsangYong, el XLV, es una de las interesantes alternativas que se sumaron a la oferta de autos familiares en nuestro país.

Por imagen, se ve como una extensión del Tivoli, el más pequeño de los crossover de la casa coreana. Su genética familiar se aprecia en el frontal y en los laterales. Si bien no es un diseño demasiado innovador, sí es un avance para lo que observamos en algunos anteriores modelos de la marca (previos al Tivoli), los que siempre terminaban por catalogar a SsangYong como el menos aventajado de los fabricantes coreanos a nivel estético.

Pero así como el diseño siempre fue un tema para SsangYong, la comodidad es otro factor que ha recorrido su catálogo. En este caso, eso se intensifica, puesto que aunque tiene el mismo ancho (1.798 mm ), alto (1.605 mm) y distancia entre ejes (2.600 mm) del Tivoli, los 238 mm más de largo (4.440 mm en total) le permiten entregar mayor espacio para las piernas a los ocupantes de las plazas traseras, comodidad que aumenta con el piso plano.

A esto se agrega un enorme maletero, con 720 litros, capacidad suficiente para guardar varias maletas. Y en caso de requerir aún más espacio, los asientos se pueden abatir, alcanzando un total de 1.440 litros, donde se puede colocar hasta una tabla de surf.

ss2

Nuestra unidad de prueba del XLV disponía de un motor 1.6 turbodiésel, que desarrolla 113 Hp, con un par de 300 Nm, asociado a una caja automática de seis velocidades. Es la versión tope de línea de una gama compuesta por ocho versiones.

Si bien este SUV apunta a un uso urbano y familiar, gracias al tren motriz se mueve con bastante soltura, amparado en el gran torque y en la presencia de la sobrealimentación del propulsor, elementos que le permiten desenvolverse con bastante rapidez y sin vacilaciones desde un rango de dos mil revoluciones.

Ahora, cuando se le requieren mayores exigencias, como enganchar para hacer sobrepasos repentinos, el motor se toma algo de tiempo y se debe estar consciente de que no se está al mando de un deportivo, aunque es cosa de algunos segundos para que tome la fuerza necesaria y avance con solidez.

Pero en líneas generales, el andar es cómodo. Se puede señalar que la dirección es algo sobreasistida, pero ajustable a requerimientos del conductor, y que la estabilidad puede dar algún susto cuando se ingresa a una curva con velocidad más alta de lo aconsejable, pero el confort de marcha es positivo, existe un correcto trabajo de aislación, la suspensión copia de buena manera las imperfecciones del camino y los ocupantes disfrutan de un ambiente que cuenta con calidad de materiales y elegantes terminaciones, a lo que se suma una buena posición de manejo, con asientos que cuentan con suficiente sujeción, una correcta visibilidad para el conductor en todos los ángulos y un rendimiento que en ciudad, con una conducción normal, bordeará los 10 km/l. Además, para otorgar sensaciones de acuerdo a ciertas preferencias, se puede optar por modos de manejo que inciden en la entrega de potencia, quedando el modo Power como el más dinámico.

ss3

Ahora, en términos de equipamiento, cuenta con los elementos que se le exigen a un vehículo que tiene un precio superior a los 17 millones, salvo en el apartado seguridad, donde la presencia de sólo dos airbags y frenos ABS, sin otra asistencia electrónica, le hacen quedar en una posición desmejorada, no sólo frente a algunos rivales, sino a la misma esencia del concepto familiar, donde se debe privilegiar la seguridad.

En consecuencia, un vehículo confortable, que cumple con el objetivo de ofrecer un andar agradable con la practicidad que exige una familia, pero que a nivel de configuración aún queda con elementos pendientes.

A favor: La respuesta del motor y la comodidad para los ocupantes.

En contra: La ausencia de mayores elementos de seguridad.

SsangYong XLV

» Motor: 1.6 turbodiésel

» Potencia: 113 Hp

» Torque: 300 Nm

» Transmisión: AT 6 vel.

» Maletero: 720 litros

» Largo: 4.400 mm

» Precio versión: $ 17.490.000

Comentarios