[MTMAG.] Los vinos que están transformando la escena en Argentina – mtOnline
[MTMAG.] Los vinos que están transformando la escena en Argentina
Por » Por Juan Ernesto Jaeger. » Fotos JEJ. 08/02/2017
Nuevos aires corren por el vino argentino. Más allá del Malbec, algunos enólogos y productores se atreven con variedades no tradicionales, mostrando una diversidad marcada por tintos más frescos y mezclas blancas más osadas. Esta nueva oleada también tiene bodegas más atrevidas, como Cara Sur, Ver Sacrum, SuperUco y Zorzal, entre muchas otras. Nombres que seguro se volverán más habituales.

Eduardo Soler se declara un garnachista. En un país donde el Malbec domina el mercado con soltura, su declaración es una rebeldía en contra de esas leyes que se vuelven una dictadura para los consumidores.

Los garnachistas defienden la Garnacha, la variedad de origen mediterráneo que atraviesa un resurgimiento en España, Francia y también en Argentina. Eduardo Soler es un productor de Mendoza, que decidió no trabajar con el Malbec y apostar por otras cepas, como la misma Garnacha, la Monastrell y una deliciosa y floral mezcla blanca entre Roussanne y Marsanne, llamada Geisha de Jade, que cuando visitamos la bodega el vino aún no estaba disponible.

De a poco, y al igual que en Chile, los vinos argentinos se están diversificando. Soler forma parte de esto y sus vinos llaman la atención tanto en el mercado interno como a los críticos extranjeros. Las nuevas generaciones están buscando algo que los sorprenda, y en esa búsqueda no dudan en probar nuevas cepas.

Los vinos de Soler, bajo la etiqueta Ver Sacrum, son limpios en nariz, con una gran expresión varietal. No hay rastros de madera nueva, son bajos en alcohol y muy frescos. Sin quererlo, Soler se transformó en un líder de este recambio, donde el Malbec deja de ser el protagonista.

vinos argentinos 1

La Garnacha existió muy extendidamente en Argentina entre 1940 y 1950, pero la gran mayoría de esas vides se arrancaron. Hoy se busca recuperar, tratando la variedad como la Cenicienta de las uvas. Varios productores están interesados en tenerla. De hecho, Soler le vende una parte de su uva a Catena Zapata para su nuevo tinto de Malbec con Garnacha.

Ver Sacrum nació en un viejo estacionamiento de una casona de 1885, que Soler está restaurando en el sector de Cruz de Piedra, a unos 30 minutos de Mendoza. Ahí experimenta con siete clones de garnacha para saber cuáles son los que mejor se adaptan y extender la plantación en toda la parcela. Hoy, sus vinos se hacen con uvas provenientes del Valle de Uco.

» The Michelini’s way

Michelini es un apellido respetado en el mundo del vino argentino. Los cuatro hermanos, Gerardo, Matías, Gabriel y Juan Pablo, han sido los gestores de importantes cambios. Como enólogos han elaborado vinos disruptivos, fuera de los moldes establecidos, y el resultado se ve en distintos catálogos, algunos de ellos entre los más atractivos del continente.

Aunque cada uno de los Michelini tiene sus propios proyectos, entre los cuatro levantaron una bodega en el Valle de Uco y que llamaron SuperUco. La arquitectura es circular, siguiendo el mismo diseño de las parras en el exterior. Según Gabriel Michelini, viticultor, esa forma interpreta una manera constante de pulir las formas de hacer vinos en un terruño del cual se sienten parte y buscan interpretar con fidelidad.

Las degustaciones son en una pequeña bodega con vista a los viñedos. Los Michelini, además, trabajan en proyectos colaborativos con otras bodegas y varios de esos resultados se pueden degustar ahí. Tintos, blancos y mezclas que no se encuentran en las tiendas de Mendoza.

Un poco más lejos, a unos 230 kilómetros al norte de Mendoza, está Cara Sur, en el Valle de Calingasta. En el sector de Barreal, la pequeña bodega aprovecha unas 30 hectáreas de parronales que sobrevivieron a una de las crisis vitivinícolas de la región.

En los parronales, algunos plantados hace más de 80 años, conviven muchas variedades que aún no terminan por identificarse. De las uvas que ya trabajan están el Moscatel Negro, el blanco y el rosado. Criolla chica, Torrontés, Palomino y Bonarda.

La Criolla es la misma cepa País que hay en Chile y que trajeron los misioneros durante la conquista. Tanto Cara Sur Criolla como el Moscatel Tinto vienen de esas uvas de parronales plantados a 1.700 m de altitud. Son elaborados con mínimas intervenciones, lo que resulta en tintos con un gran sentido de lugar. Frescos y fáciles de beber.

Otro de los proyectos interesantes es el de Mariana Onofri, enóloga a cargo de The Vines Mendoza, pero que elabora dos blancos muy personales: uno con la variedad Pedro Ximenez y el otro una mezcla entre Chardonnay, Fiano y Sauvignon Blanc. Atentos entonces para quienes viajen a Mendoza, no olviden estos nombres, una apuesta segura de lo nuevo en Argentina, donde no todo tiene que ver con el Malbec.

Fichas Técnicas

Cara Sur

» Criolla

» Barreal

» Valle de Calingasta

Fermentaciones espontáneas y levaduras nativas marcan a este tinto fresco y simple, donde manda la fruta sin maquillajes. Las uvas vienen de parrones de más de 80 años, plantados en altura.

Cara Sur

» Moscatel Tinto

» Barreal

» Valle de Calingasta 2015

Otro tinto del proyecto Cara Sur, arriesgando una nueva veta en el vino argentino. Es un vino natural, cargado de frescura, que seguramente seguirá dando qué hablar. Si encuentran una botella, por favor, pruébenlo.

Ver Sacrum

» Garnacha

» Valle de las Barrancas

» Maipú 2014

En el nuevo mundo también se están haciendo buenas garnachas y la de Ver Sacrum es uno de los mejores ejemplos. Tiene una verticalidad en boca y acidez adictiva. Muy frutal en aromas y sutiles notas minerales.

Gen del Alma

» JiJiJi

» Chenin Blanc

» Valle del Tupungato 2016

Un jugo de uvas blancas, fresco y delicioso. Ideal para el aperitivo. Gerardo Michelini y su señora elaboran este vino, donde las pieles están en contacto con el mosto más tiempo de lo habitual. Vinos libres que van contra lo establecido.

Zuccardi

» Concreto

» Malbec

» Valle del Uco 2014

100% de uva de paraje Altamira, una selección de los suelos con más presencia de carbonato de calcio. El vino fermenta y hace su crianza en vasijas de hormigón sin ningún revestimiento. Se hicieron siete mil botellas.

Plop!

» Malbec y Cabernet Franc

» Los Chacayes

» Valle de Tunuyán 2015

Es un cofermentado de Malbec y Cabernet Franc, elaborado por Manuel Michelini, otro más de la dinastía. Con apenas 20 años, ya tiene tres vinos a cuestas. El nombre Plop! es porque a Manuel le gustaba leer Condorito en sus vacaciones de infancia.

Comentarios