*

Ford presenta en Chile el renovado Escape
09/03/2017
La actualización de la tercera generación del SUV ahora sumó una variante diésel y más tecnología.

Ford presentó en Chile la renovación del Escape, un SUV que tiene enorme relevancia en el catálogo de la firma americana, al punto de que es el tercer modelo más vendido de la marca en el mundo –vendió 620 mil unidades en 2016-, además de que es el 13° vehículo de mayores colocaciones de todos los fabricantes y el tercer SUV más vendido del planeta.

Tal nivel de penetración y aceptación obligaba al modelo que debutó en el 2000 en el Salón de Los Ángeles a actualizarse. No se trata de una nueva generación, pero sí una renovación de media vida que en nuestro país tiene como agregado la incorporación de una variante diésel.

A nivel exterior, el nuevo Escape ofrece la evolución del Kinetic Design de Ford, con un dibujo atractivo y funcional, pues se trabajó la resistencia al viento y los ruidos que se traspasan al interior. Otros detalles que lo identifican son la nueva parrilla trapezoidal, los focos rediseñados, las barras en el techo, las llantas de aleación y la doble salida de escape.

1

En el habitáculo, se distribuye mejor el espacio, hay un trabajo más ergonómico y elegante , con un panel de controles que tienen menos botones para así hacerlo más intuitivo. El pomo de la palanca de cambios se cambió de posición para tener más espacio, mientras el freno de mano ahora pasó a ser eléctrico, liberando también de espacio la zona delantera del interior. En cuanto a capacidad de carga, se dispone de 456 litros, los que pueden aumentar a 1.653 litros con los asientos traseros abatidos.

Si los ajustes estéticos apuntan a mejorar la comodidad, el apartado tecnológico hace lo propio con la seguridad y la conectividad. Así, podemos encontrar control electrónico de estabilidad y antivuelco, asistente de partida en pendiente y control de curvas, lo que se agrega a la presencia de siete airbags en todas las versiones, además de cámara y sensores de retroceso, y la nueva generación del sistema MyKey, con el cual los usuarios pueden programar la llave con acciones que van desde cancelar las llamadas de teléfono entrantes; restringir la velocidad máxima; evitar que se desactiven los dispositivos de seguridad, reducir el volumen máximo del audio o desactivarlo totalmente si los ocupantes no utilizan el cinturón de seguridad.

Y dependiendo de la versión, ahora el nuevo Escape agrega el Active Park Assist, sistema de ayuda al estacionar que funciona para maniobras en paralelo o perpendicular a la calzada. También tiene el asistente de Salida, que facilita el procedimiento al momento de dejar la plaza de aparcamiento.

Respecto de la conectividad, cuenta el sistema SYNC 3 con My Ford Touch, que permite realizar llamadas telefónicas y controlar aspectos como la música, navegación y climatización, utilizando comandos de voz. Gracias a su nuevo sistema operativo, es hasta diez veces más rápido que su antecesor.

2

La pantalla touch de ocho pulgadas, por su parte, puede replicar gestos cotidianos que se hacen en los teléfonos, como hacer zoom utilizando los dedos o realizar desplazamientos de izquierda a derecha y viceversa. Es compatible con Apple CarPlay y Android Auto.

Para Alberto Garasino, gerente general de Ford Motor Company Chile, durante el lanzamiento. , “SYNC 3 es nuestra solución para acceder a las nuevas tecnologías y estar conectados de manera segura, ya que está pensado para mantener la prioridad en la conducción y no en el celular. A su vez, llama la atención la sencillez de su uso, por ejemplo, el reconocimiento de voz fue optimizado, por lo que ya no es necesario decir de manera exacta las frases preestablecidas para activar una determinada función”.

Cuatro versiones

El renovado Escape está disponible en cuatro versiones. Abre la oferta a $15.290.000 la opción con motor de 2.5 litros que eroga 168 Hp. Tiene tracción simple y caja automática de seis marchas.

La segunda alternativa dispone del 2.0 Ecoboost, el cual entrega 245 Hp a las ruedas delanteras. Su valor es de $16.490.000. Este propulsor tiene un turbocompresor de doble entrada que permite canalizar el aire que llega a los cilindros y los gases de escape a través de conductos independientes, otorgando un mejor rendimiento y  una menor emisión de contaminantes al medioambiente.

Más arriba aparece la primera versión diésel de Escape. Cuenta con el motor 2.0 litros de 150 Hp y es el único que está gestionado por una caja manual de seis marchas. Su precio es de $17.290.000.

Por último, como tope de gama. La versión 4×4 que tiene el mismo bloque a gasolina de dos litros, unido a la transmisión automática de seis marchas. El valor asciende a $19.490.000.

En cuanto a las expectativas de venta, en la marca reconocieron que esperan colocar 85 unidades mensuales, superando en poco más de 30% las matriculaciones que tuvo el modelo el año anterior.

Comentarios