*

[Shangahi] Mercedes-Benz presenta la nueva Clase S
20/04/2017
La firma alemana presentó su renovado tope de gama en la muestra del mayor mercado del mundo.

Cambios estéticos, nuevos motores, un paso más hacia la conducción autónoma con nuevos sistemas de asistencia… Mercedes ha puesto toda la carne en el asador en la actualización de su tope de gama, el Mercedes Clase S, para defenderse ante el despliegue tecnológico mostrado en su día por el actual BMW Serie 7, y la inminente llegada al mercado de la nueva generación del Audi A8.

Si lo vemos por fuera, pareciera que no hay grandes cambios. Sin embargo, la nueva Clase S de Mercedes que se acaba de presentar en el Salón de Shanghai es un compendio de la tecnología de vanguardia, que le permitirá hacer frente a lo que entregan el Serie 7 de BMW y el próximo A8.

Es que el tope de gama de la marca alemana, si bien luce algunas modificaciones en el diseño de los parachoques, grupos ópticos y llantas, tiene lo relevante por dentro, destacando un nuevo paso en la batalla digital por sobre los botones tradicionales.

Eso sí, lo que sorprenden es la serie de dispositivos y ayudas a la conducción. Por ejemplo, el Energizing Comfort Control, un sistema que detecta el estado anímico del conductor y pone en marcha la función de masaje en los asientos o adaptar la climatización y la iluminación. También llega el DISTRONIC con control activo de proximidad y dirección activa, un avance más hacia la conducción autónoma, a lo que se agrega el conocido Magic Body Control, que escanea la carretera para detectar hoyos y así ajustar el recorrido de las suspensiones.

Mercedes-Benz Cars auf der Auto Shanghai 2017

A nivel motriz, lo más llamativo es la llegada de nuevos motores. El S 350 d que pasa de 258 Hp a 286 Hp, con un consumo medio de 18,2 km/l. La segunda variante (S 400 d) eroga 340 Hp y se convierte en el diésel más potente en la historia de Mercedes.

A gasolina, aparece el S 560 con el nuevo V8 de 4 litros que entrega 470 Hp y para más adelante se anuncia una versión híbrida enchufable con una autonomía en modo eléctrico de 50 kilómetros.

Entre las versiones firmadas por AMG, se encuentran el AMG S 63 4MATIC+ y el AMG S 65. Montan el nuevo V8 de 4 litros con desconexión de cilindros, el mismo que ocupa el AMG E 63, en sustitución. Reemplaza al V8 de 5,5 litros.

A pesar de la menor cilindrada, entrega hasta 27 Hp más, o sea, 612 Hp en el AMG S 63 4MATIC+. El motor está asociado al cambio AMG SpeedShhift MCT de 9 marchas, que toma el lugar de la anterior de 7 velocidades. En cuanto a capacidades, acelera de 0 a 100 km/h en apenas 3,5 segundos.

En cuanto al AMG S 65, mantiene el V12 biturbo de 6 litros con 630 Hp y 1.000 Nm de par máximo con la caja de 7 marchas.

Comentarios