*

[Shanghai] El eléctrico plan de China para ir a la conquista de la industria
Por Mauricio Monroy S. 28/04/2017
El Salón de Shanghai no sólo confirmó su estatus de gran muestra global, también dejó como hitos el reconocimiento a la fuerza que ganan las marcas locales en su país y la apuesta del mayor mercado del mundo a la movilidad recargable, al punto de que este año esperan vender medio millón de vehículos eléctricos e híbridos.

El Salón de Shanghai abrió sus puertas con los ojos del mundo analizando sus movimientos. El principal evento automotor de China, que alterna su sede cada año con Beijing, se atrevió a poner sobre la mesa el camino que tomará el mayor mercado del mundo en los próximos años.

Es que si hace una década la atención se centraba en las grandes muestras de Detroit, París/Frankfurt, Ginebra y Tokio, hoy lo que se exhibe, pero fundamentalmente lo que se anuncia en la milenaria metrópolis asiática, es lo que termina marcando pauta. Y si bien aún mira a distancia cómo otros salones se quedan con la mayor variedad de estrenos mundiales, lo cierto es que eso poco importa en China, donde la relevancia de los fabricantes locales empieza a equiparar las fuerzas respecto de las marcas extranjeras.

s1

De hecho, aunque los vehículos que portan emblemas de firmas foráneas en China aún son mayoría, la brecha se ha recortado. Así, del 25% de mercado que tenían las marcas locales hace un lustro, hoy ya alcanzan el 40%.

Las razones son variadas. Según diversos analistas, un tema relevante es la congestión que se tiene en las grandes ciudades (Shanghai, Beijing, Nanjín), lo que ha derivado en limitaciones al uso de automóviles. De esta manera, las ventas que se conseguían en estas urbes ahora se han ido trasladando hacia localidades interiores del gigante asiático, donde los sueldos son más acotados.

En ese escenario, forjado a raíz de la explosión urbana de las últimas décadas, han tomado preferencia las marcas locales, compañías que en muchos casos pertenecen al gobierno central y que, por ende, no buscan grandes réditos económicos, sino más bien generar empleos.

Otro aspecto en el que han realizado lecturas correctas las marcas locales es en la oferta de productos, focalizando los esfuerzos en el desarrollo de SUV, la tipología protagonista en la industria.

En este campo, Haval es el que ha logrado captar la atención y es el líder indiscutido en los últimos 14 años. De hecho, en 2016, la marca del grupo Great Wall Motors colocó por primera vez más de un millón de unidades en un año, siendo el H6 el modelo más vendido de China, con sobre 580 mil matriculaciones. Por lo mismo, la presentación de la nueva generación del H6 concentró buena parte de la atención en el Salón de Shanghai.

s4

Lo que aún queda por avanzar a las marcas chinas es en la conquista de nuevos mercados. Sin ir más lejos, el año anterior, las exportaciones alcanzaron apenas las 311.900 unidades, eso sobre un universo de 22 millones de vehículos producidos, o sea, significó poco más del 1%. Tarea pendiente que, al parecer, no están muy apurados por contrarrestrar, considerando el potencial de un país que tiene una población de 1.400 millones de personas.

» El foco verde

La preocupación de los fabricantes locales aún está enfocada en lo que se puede hacer en China, sin embargo, eso no quita el deseo de ser quienes lideren la revolución que vive la industria automotriz, con el paso hacia una movilidad más sustentable y más amigable con el medioambiente.

Si bien para algunos puede parecer un contrasentido considerando los niveles de contaminación a los que se ha llegado en algunas ciudades precisamente por el descuido a la naturaleza, lo cierto es que la industria china está a la vanguardia en lo que se refiere a vehículos que se alejan de los combustibles fósiles.

s6

En cifras, durante la temporada pasada se vendieron 392.000 vehículos movidos por energía eléctrica. De ese total, 250 mil correspondían a modelos eléctricos y el resto, a híbridos. Ahora, a diferencia de lo que ocurre con la industria general en China, en el área de los vehículos “verdes” lideran los locales, con un 58% del market share, siendo las firmas BYD y Geely quienes dominan este mercado. Para este año, el objetivo es que se comercialicen 500 mil autos eléctricos / híbridos plug-in, mientras para 2020 la meta es cuadruplicar esa cifra.

s3

Es por eso que el Salón de Shanghai les otorgó tanta importancia a estos vehículos, exhibiéndose en los pabellones del centro de exposiciones nada menos que 159 vehículos eléctricos o híbridos plug-in. Eso sí, no sólo las marcas locales destacaron en este sentido, General Motors, por ejemplo, anunció que para 2020 planea lanzar una decena de vehículos eléctricos e híbridos en China; Volvo reconoció que construirá en el Dragón Asiático su primer automóvil eléctrico, el cual estará a la venta en 2019; Volkswagen aprovechó el salón para mostrar el I.D Crozz, el tercer modelo de su apuesta por una movilidad limpia, mientras Audi hizo lo propio con el e-tron Sportback, un todoterreno eléctrico que tendrá una autonomía de 500 kilómetros cuando inicie su venta en 2019.

Comentarios