*

Esta podría ser la clave para comenzar bien tu día (y está en el auto)
27/06/2017 383 vistas
Escuchar canciones melancólicas mientras conduces podrían ser el mejor modo de empezar el día de camino al trabajo.

Desde “Sorry”, de Justin Bieber, “The Winner Takes it All”, Abba hasta “Mr Brightside”, de The Killers, todas canciones tristes, emotivas o melancólicas que pueden permitirte arrancar el día con una mejora de ánimo. Es más, puede prolongarlo durante dos horas. Así lo concluyó el estudio sobre el poder emocional de las listas de reproducción musical para autos realizado por Ford, con Spotify y la Universidad de Nueva York.

Los científicos han identificado dos características claves de la música que funcionan en conjunto para crear un estado de ánimo. La “energía” conduce la canción. El ritmo, el tempo y la “valencia” describe la profundidad, emoción y sentimiento de una canción. Juntos, estos elementos pueden ser un bálsamo que anime incluso el recorrido más tedioso.

Para el estudio, se realizaron pruebas en Alemania, España, Francia, Italia y Reino Unido, en las que se escucharon listas de reproducción cuidadosamente seleccionadas con diferentes combinaciones de “energía” y “valencia”. Se identificaron los estados de ánimo de los conductores a través de cuestionarios rellenados inmediatamente antes, inmediatamente después y en intervalos horarios posteriores a los desplazamientos matutinos.

‘Sad’ Songs could be the Key to a Happy Commute that sets yo
Las canciones con un ritmo de conducción fueron las que mejor funcionaron, pero las canciones tristes, o aquellas en clave menor, con “baja valencia” resultaron ser igual de populares que la música más feliz y con “alta valencia”.

“En todos los ámbitos, la música con un alto nivel de energía dejó a todos los participantes en nuestras pruebas con las ‘pilas cargadas’ para el resto del día”, asegura Amy Belfi, una neurocientífica cognitiva de la Universidad de Nueva York experta en los efectos de la música en los efectos de la música en el cerebro.

“Lo que resultó particularmente interesante fue que, en vez de ser las canciones ‘alegres’ las que levantaban el ánimo, las canciones emotivas y melancólicas también tenían ese efecto. Por supuesto, las canciones ‘tristes’ pueden hacernos sentir bien. Nos pueden recordar, por ejemplo, experiencias difíciles que hemos superado y de las que hemos aprendido”, agregó Belfi.

“Back to Black”, de Amy Winehouse y “Everybody’s Changing”, de Keane, también caerían en esa categoría.

Ya sabes, y tú, ¿qué canciones escuchas para comenzar tu día?