*

[MT MAG.] Subaru XV: Un japonés en busca de aventuras
Por » Por Lorena Gallardo Gil. » Fotos Subaru. 16/06/2017
A cinco años de que se lanzara con éxito la primera generación, Subaru alista la llegada del nuevo XV, modelo que busca dejar atrás su perfil prioritariamente urbano, para dar cabida a un look más off-road y atrevido, agregando, de paso, una mejor performance fuera del asfalto. A Chile arribará en julio, estrenando la nueva y eficiente plataforma global del fabricante nipón.

La historia del Subaru XV es un cuento comparada con la de su fabricante. Sin ir más lejos, este año se celebran 100 años desde que comenzó como constructor de aviones. Nakajima Aircraft fue la compañía aeronáutica precursora de Fuji Heavy Industries (FHI), conglomerado de Subaru y otras cinco empresas, el cual acaba de cambiar su nombre por Subaru Corporation a secas.

Al año de su centenario, Subaru llega fuerte y con ansias de expansión. Y es que, más allá de la solidez alcanzada, continúa siendo una marca de pequeños volúmenes, que acaba de superar el millón de unidades vendidas, cifra cubierta de manera justa por una producción anual de 1.033.000 vehículos desde sus dos únicas fábricas de Gunma, Japón (639.000 autos al año) y Lafayette, EE.UU. (394.000).

Eso sí, Subaru no ha parado de crecer durante el último lustro, desde las 707.000 unidades en 2012 hasta 1.012.000 en 2016. Hecho que coincide con la aparición de un nuevo modelo en el mapa: el Subaru XV, un producto clave en la estrategia global de la marca, nacido con la intención de atraer clientes más jóvenes, tecnológicos y aventureros.

03

La primera generación del Subaru XV se presentó en el Salón del Automóvil de Frankfurt 2011, para ponerse a la venta con éxito un año más tarde. A Chile llegó a principios de 2012, logrando vender desde entonces más de 10 mil unidades (el segundo más vendido después del Forester).

Hoy, la marca de las pléyades vuelve a utilizar al XV como punta de lanza, pues la segunda generación del crossover compacto, descubierta en marzo en el Salón de Ginebra, estrena la plataforma SGP (Subaru Global Platform), la cual le permitirá al fabricante japonés incrementar la productividad (a 1.200.000 unidades en 2018), pero, además, reducir los costos de producción.

» Va por más
El primer Subaru XV comenzó a gestarse cuatro años antes de su debut, en 2008. Se construyó sobre la plataforma del nuevo Impreza, pero con una finalidad muy distinta, pues llegaría al catálogo como el SUV de entrada a la marca, pretendiendo establecer una dualidad urbano/sport. En su presentación se adoptó la expresión “Aventura urbana”, entendiéndose que se trataba de un auto muy seguro y entretenido para manejar tanto en la ciudad como fuera de ella.

Estéticamente, el incipiente XV se mostraba bastante bien diseñado, con un convincente frontal y una línea lateral atractiva. Nadie, por poco que conociera la marca japonesa, dudaría de los orígenes de este nuevo modelo.

Subaru XV Japón_2.0 b

El paso del tiempo, sin embargo, hizo que llegara el momento de jubilar a la exitosa primera generación, para darle la bienvenida a una nueva. Esta vendría rotulada como el primer modelo fabricado sobre la nueva plataforma SGP, caracterizada principalmente por su gran versatilidad. No solo capaz de modificar la distancia entre ejes, sino también el ancho de vías e incluso de recibir vehículos con diferentes pesos y distintas plantas motrices (motores térmicos, híbridos o eléctricos).

Con esta nueva arquitectura, el Subaru XV 2017 se instala con unas dimensiones ligeramente superiores a las del modelo saliente, llegando hasta los 4,46 metros de largo, 1,80 m de ancho y 1,61 m de alto. Su distancia entre ejes alcanza los 2,66 metros, mientras que su altura libre del piso se eleva hasta los 22 centímetros.

Acorde con ello, exhibe un look más aventurero, musculoso y agresivo, con unas protecciones de plástico negro más prominentes y visibles (especialmente en los parachoques), marcados pasos de rueda, barras longitudinales en el techo y unas llantas bicolor de 17 pulgadas.

En el interior, hay un salto en la calidad de su construcción, con unos materiales que le dan un aire más moderno y una mejor insonorización del habitáculo. El puesto de conducción le da la bienvenida a un volante de menor diámetro, cambio que se suma a unos asientos rediseñados más amplios y confortables. Clave en la actualización es la disposición de una pantalla táctil de ocho pulgadas, que contiene el sistema de infoentretenimiento.

» Más capaz y seguro

El nuevo Subaru XV se presenta con un revisado motor bóxer de cuatro cilindros y dos litros de cubicaje, con 156 caballos de potencia y un par máximo de 196 Nm. Este bloque, atmosférico, cuenta con un 80% de piezas nuevas, lo que propicia una reducción de peso (12 kilos menos), una mayor potencia (6 Hp más) y un mejor rendimiento de combustible.

Estrena una nueva caja de cambios con variador continuo (CVT Lineartronic), que es ocho kilos más liviana y tiene siete marchas preprogramadas, con levas al volante. Y como no podía ser de otro modo, está asociado al sistema de tracción total Symmetrical AWD.
En función de la versión, el XV puede contar con un sistema denominado X-MODE, que mejora la capacidad de tracción en superficies deslizantes, como la nieve, el barro o el ripio.

P

Lo probamos en un centro de esquí en Karuizawa, a unas dos horas de Tokio, Japón. Con solo pulsar un botón el sistema era capaz de modificar el funcionamiento del control de tracción, el acelerador y la caja de cambios. Además, activaba automáticamente un asistente para el descenso de pendientes. Así, se trasladaba prácticamente solo por la montaña nevada, dando una sensación de gran seguridad al volante.
En este sentido, el cambio de plataforma también supuso un aumento de la rigidez estructural por encima del 70% respecto de la anterior.

Asimismo, el sistema de suspensión, que también es más rígido, contiene el balanceo de la carrocería un 50% más que en el XV saliente.
La dirección, por su parte, es ahora más rápida y se beneficia de la incorporación del Active Torque Vectoring, un subsistema del control de estabilidad diseñado para reducir el subviraje.

FICHA

Todo se complementa con el EyeSight, un sistema de seguridad preventiva que funciona a través de cámaras y que contiene elementos como el frenado automático de emergencia, el asistente de cambio involuntario de carril y el detector de objetos en ángulo muerto, entre otros. Con todos estos dispositivos, es capaz, por ejemplo, de frenar el auto en caso de prever una posible colisión con el móvil de adelante.

Sin duda, el Subaru XV de segunda generación está mucho más preparado para moverse con soltura lejos de la ciudad y buscar aventuras que lo pongan a prueba. MT

Comentarios