*

¿Eres un mal conductor? Entérate aquí
21/06/2017
Estas pequeñas acciones te transforman en un riesgo al volante.

Al momento de manejar, muchos son los factores que entran en juego, entre ellos, la actitud que se tiene frente al volante para fomentar un tránsito seguro y evitar posibles accidentes. Con el paso del tiempo, es fácil adquirir ciertos hábitos que finalmente se traducen en un riesgo para ti y el resto de los vehículos, y es aquí donde entra en juego esta nota.

Ser un buen conductor parte desde uno mismo, conformando un hábito que, a fin de cuentas, traerá beneficios y evitará accidentes.  A continuación te enumeramos ciertas prácticas que puedes haber adoptado como normales, pero que lo único que hacen es formarte como un mal conductor.

1. No regulas el asiento y conduces con una mano

Estar cómodo en el asiento es clave para reaccionar ante situaciones de riesgo. Por esto, es recomendable posicionar el asiento a una distancia justa. Primero, tus rodillas deben estar ligeramente dobladas al momento que pisas el pedal de freno a fondo. Segundo, para saber dónde poner el respaldo, estira tus brazos y coloca tus muñecas arriba del volante. Donde quede tu espalda es la distancia ideal.

En cuanto a una correcta forma de tomar el volante, los brazos deben estar levemente flexionados para tener un control adecuado y maniobrar sin peligro, utilizando la posición denominada “un cuarto para las tres”. Si sacas una mano, tu capacidad de reacción disminuye. 

2. Se te olvida el cinturón de seguridad, o no lo encuentras necesario para distancias cortas

Es ley ponerse el cinturón de seguridad antes de encender el auto y asegurar que todos los pasajeros también lo hagan. Por esto es recomendable no subir más personas de lo permitidas dentro del vehículo para que ninguno salga disparado por no c0ntar con este salvador sistema de seguridad en caso de choque.

En el caso de los niños, hay que llevarlos en sillas adecuadas a la nueva legislación.

 3. No respetas las distancias con otros vehículos

Lo bueno de mantener distancia es que te entrega mayor tiempo de reacción si el vehículo de adelante frena bruscamente. En el caso de las carreteras, donde la velocidad es mayor, es necesaria una distancia más amplia.

Recordemos que la rapidez con que se frena está directamente relacionada con la velocidad a la que se conduce, el peso del auto y la capacidad de respuesta del conductor.

Lo ideal es contar con una distancia mínima de seguridad de unos 30 metros en zona urbana y alrededor de 100 metros en carretera, y aumentarlas si la calzada está mojada.

 4. No señalizas

Uno no maneja solo, por lo tanto es necesario comunicar al resto de los autos las maniobras o la dirección en la que te dirigirás. Usa los señalizadores para cambiar de pista, la intermitente cuando estés detenido y mantente alerta a los posibles puntos ciegos existentes.

5. Haces caso omiso a los límites de velocidad

Las restricciones de velocidad no son un capricho aleatorio, los accidentes por este tipo de imprudencias son bastante comunes y se debe a una conducción irresponsable que puede quitar tu vida y la del resto.

vel

Cuando se maneja a gran velocidad, el conductor tiene un menor control del auto y no logra reaccionar ante cambios imprevistos, como la aparición de un perro o algún peatón en plena ruta.

6. Manejas a la ofensiva

Respeta al resto, acelerar y frenar cuando quieres sin tener en consideración al resto de los autos y creerse el único auto en la calle solo es una causa más para generar accidentes. Se predictivo, avisa tus movimientos, usa una sola pista y no te lances sin mirar.

7. Abusas del freno

Además de generar un desgaste en el motor, el freno repetitivo puede confundir a quien se encuentre detrás y aumenta el factor de riesgo para un accidente.

8. Vas más pendiente de cambiar la música, chatear, revisar Facebook, etc

No te distraigas con tu celular ni ningún elemento. Cuando se maneja no es momento de ser multitask, se deben tener todos los sentidos atentos. No utilices WhatsApp o revises las redes sociales mientras estés al volante y toma de la mano a la tecnología bluetooth para accionar el manos libre.

1

Tampoco comas o te maquilles, pues estas son algunas de las razones que causan serios accidentes automovilísticos por desviar la atención de lo importante.

 9. Ignoras las leyes del tránsito

Básico en cualquier parte del mundo, las leyes del tránsito están para respetarse y así evitar alguna tragedia mayor.

10. Crees que manejas solo

Los pasos de cebra y ciclovías deben ser internalizados dentro de la mente del conductor. Los autos no son lo único que conforma la vida en una ciudad, por lo que hay que respetar a los peatones y a los ciclistas. Mantén la calma y no grites al resto.

 

Comentarios