*

[Test Drive] Benelli TNT 25: Esto pasa por salir con una “chica” de 25…
Por » Alexis Cares R. » Fotos: Bernabé Rodríguez. 10/06/2017
Una fresca e interesante novedad para la ciudad resulta la TNT 25, la menor de las naked de Benelli. Una semana de uso nos permitió desmenuzarla para concluir, más allá de observaciones puntuales, sobre su diferenciado aporte al segmento. ¿Verla como nuestra primera moto? ¡Claro!

Con mucha humildad se nos ocurrió armar una suerte de guía para cuando no pocos se quedan viéndola en la estantería de venta o estacionada por algún lado. La Benelli 25 porta las credenciales de una naked muy urbana, ataviada con ademanes tan italianos que podríamos decir que su arquitectura, en general, hace referencia a esa cosa peninsular tan inconfundible a la hora de fabricar motocicletas.

Esto, claro, más allá de los colores, que aun representando el tricolor italiano, posee ángulos de trazos inequívocos, detalles en la posición de las pisaderas, chapados a la usanza de timbre con la firma de la marca estampados en el dorso del estanque y un aroma que, en general, quiere salir a reafirmar su origen.

Y todo esto dándose incluso más allá de que en 2005 el gigante chino Qianjiang se haya hecho con la propiedad de la casa que en 1911 fundara Teresa Benelli junto a sus seis hijos, algunos de ellos figuras de competiciones de velocidad.

Su vestimenta tricolor ocurre con gracia y sabe hacerse llamativa, ya que si bien predomina el verde, decide reservar momentos de mucho acierto en el decorado, como el de la zona baja y al medio que recibe la firma Benelli (letras negras sobre un fondo blanco) y pudiendo leerse más abajo Tornado Naked con gráficas blancas sobre la huincha roja. Claro que la ausencia de un carenado mayor deja ver el “tórax” de su esencia naked y sus “vísceras”, que igualmente contribuyen al resultado estético.

Benelli-14

Con su fabricación china y la traza histórica de su alma y ADN, no extraña que se muestre briosa. Dobla y frena con precisión y aplomo, aunque el freno de pie me pareció levemente largo y poco intrusivo, aunque con el paso de los días uno va conociendo la sustancia de su aporte y el llamado será uno solo: ir construyendo el mejor momento del sistema que contiene la moto tanto desde la pinza en el manillar derecho como de lo que accionemos con el pie derecho.

Al momento de darle contacto, y esto ya lo habíamos visto en su hermana grande de 600 cc, la aguja del tacómetro análogo vuela en fracciones de segundo para tocar el límite de las 12 mil revoluciones por minuto y regresar a la zona baja. El tablero es sencillo y en su parte digital informa de lo que uno necesita para una conducción con datos esenciales: combustible, velocidad, hora, marcha engranada, testigo de la posición neutra.

Benelli-04

La moto es breve en su medida entre ejes y esto la vuelve entretenida en el tranco citadino. O sea, ágil, vivaz y muy despierta desde su monocilíndrico enfriado por líquido que me asiste con 25 caballos de fuerza. Y creo que el bastidor de tubo de acero que la marca toma de sus superbikes también concurre a esta sensación.

Pasar algo desprevenido por algunos lomos de toro me llevó a detectar un muy leve hundimiento de la suspensión delantera, basada en una horquilla invertida de 52 mm y 120 mm de recorrido. Atrás, en cambio, cumple muy bien su monoamortiguador, con certero reglaje de fábrica y que nos acolchará bien de “dolores” venidos desde de un pavimento mediocre.

¿Prisa? Hay que buscarla arriba. Y esto la vuelve sonora. ¿Y esto? Bueno y malo. Bueno, porque el ruido advierte de su presencia, pero tampoco es ensordecedor ni mucho menos; malo, porque tampoco es un sonido refinado. Al menos a mí no me gustó y creo que ahí se puede conseguir una mejor puesta a punto.

Cuando uno le da, persiste y va por más desde el manillar derecho, la moto se atreve con buenas dosis de velocidad final, como alegando que es una Benelli independiente de todo.

Pero el gusto que queda, en general, estará marcado por la aprobación, bien la posición de manejo, su buena relación entre precio y prestaciones o la posibilidad de contar con hazzards o luces de emergencia. Incluso, pensado en la economía, creo que conductas más pausadas que las adoptadas en una prueba se beneficiarán de un muy buen consumo de combustible.

Ficha técnica Benelli TNT 25

» Motor: 249,2 cc. » Transmisión: MT6 vel. » Potencia: 25 Hp a 9.000 rpm. » Torque: 21,5 Nm a 9.000 rpm. » Largo: 2.080 mm.
» Entre ejes: 1.400 mm. » Neumático delantero: 110/70-17 » Neumático trasero: 140/60-17 » Estanque: 17 litros » Precio: $ 1.999.000.

Comentarios