Conoce el misterio jamás resuelto del Mustang de Jim Morrison – mtOnline
Conoce el misterio jamás resuelto del Mustang de Jim Morrison
03/07/2017
Recordamos el curioso caso del Blue Lady, el misterioso Ford Shelby Mustang GT 500 1967 de Jim Morrison.

Misterios en la industria de la música hay varios y cuando se ligan al mundo de las cuatro ruedas, la lista  no es menor. Jim Morrison es un claro ejemplo de esto, y es que a más de 45 años de su muerte, todavía se desconoce el paradero de su flamante Ford Shelby Mustang GT 500 1967.

Víctima de los excesos, la droga y el alcohol Morrison descuidó bastante uno de los modelos más valorados de la familia Mustang, transformando la historia en una verdadera incógnita hasta el día de hoy.

 

shelby

Conocido como “The Blue Lady”, el vehículo llegó a las manos de Morrison como un regalo de la casa discográfica Electra Records dado el éxito del álbum “The Doors”. A partir de ese momento, el destrozo fue inminente y la leyenda de la música transformó en leyenda a su no tan querido auto.

De azul niebla oscuro, el pony car sufrió las consecuencias de la vida desequilibrada del vocalista de The Doors, un desenlace del cual se desprenden dos historias que todavía no pueden confirmarse.

La primera se trata del abandono del automóvil de 335 caballos de potencia en pleno Sunset Boulevard en Los Ángeles. Tras chocarlo contra un poste telefónico, el cantante se bajó para ver los daños pero, en vez de solicitar ayuda, decidió por alejarse del lugar y continuar su noche. Horas más tarde habría vuelto para recuperar su Shelby destrozado pero este ya no se encontraba y jamás trató de averiguar qué había pasado con él.

2

La segunda historia también remonta al abandono, en donde el integrante del “grupo de los 27″ lo habría dejado abandonado en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles por un tiempo prolongado mientras se encontraba de gira. Cuando regresó, el muscle car ya había sido remolcado y vendido en una subasta pública.

El Ford Shelby Mustang GT 500 1967 fue bastante emblemático en la corta vida de Morrison. Además de la misteriosa historia sobre su paradero, fue utilizado en el tráiler de una película experimental que Jim quería dirigir y protagonizar. El filme iba a llamarse Highway, pero después se cambió a HWY: An American Pastoral. Puedes ver el video a continuación.

Probablemente nunca se sabrá el destino final del auto de Jim Morrison, quizás alguien lo tiene estacionado en su casa y nisiquiera sabe la importancia que tiene en la cultura popular de la música.

El misterio continúa…

 

Comentarios