*

[MTMAG.] Cocinas de fierro: Una novedosa y muy sabrosa experiencia
Por Alejandra Mulet B. 16/07/2017
Una buena cena en un ambiente hogareño es lo que busca entregar la apuesta del chef Rolando García, quien dio vida, junto a Jorge Uauy, a Cocinas de Fierro, una particular alternativa gastronómica en la que un pequeño grupo de personas disfruta de exquisitas preparaciones.

¿Qué pasa cuando se junta un buen cocinero y el dueño de una marca nacional de ollas de fierro fundido? Simple: cocinar en fierro. Así fue la historia que une al premiado chef Rolando Ortega (dueño y chef de Salvador Cocina y Casa Alma) y al emprendedor Jorge Uauy, quien fabrica las mejores ollas de fierro nacionales.

“Esta iniciativa nace porque Rolando hacía unas cenas clandestinas en el comedor de su casa y ya venía hace rato con ganas de darle un vuelco. Nos juntamos y nos dimos cuenta de que su cocina se adecua mucho al fierro. Entonces le dije: tu comida y mis ollas van de la mano, ¡hagamos cocinas de fierro!”, dijo Uauy.

_DSC8077_FINAL

La esencia de Cocinas de Fierro es cocinar de manera participativa, no son clases de cocina propiamente tales, la idea es participar y acompañar al chef en la preparación, cocinar y conversar con él en todo el proceso de la cena, junto a una copa de vino para ver el paso a paso y descubrir muchos de los secretos que los expertos manejan y usan a la hora de preparar sus platos.

_DSC8106_FINAL

Por lo general, los asistentes no se conocen entre ellos, pero gracias al hecho de compartir grandes mesas (para 10-12 personas) vestidas con manteles de hule, donde las ollas de fierro llegan rebosantes de las preparaciones del día y donde cada uno de los asistentes se sirve su porción como si estuviera en el comedor de su casa y, claramente, tal como en casa, pueden repetirse las veces que quieran y servirle al del lado.

_DSC8111_FINAL

La dinámica de cada ciclo es que todas las cenas son distintas y su menú cambia fecha a fecha. Algunas son temáticas, como una realizada en junio a base de chancho, donde Ortega cocinó cinco platos en base a esta carne, logrando creaciones maravillosas, como una manzana rellena con prieta y queso azul, sánguche de lengua, arroz caldoso con patas, malaya a la plancha y trufas de chocolate con tocino. Suena extraño, pero sabe increíble, con platos inolvidables que dan ganas de saborear una y otra vez. En otras oportunidades se ha invitado a otros chefs, generando duelos entre cocineros. Otras preparaciones han constado de solo productos del mar, mixtas y vegetarianas, pero la gracia es que todo, todo es cocinado en fierro, a la antigua.

La última cena de este primer ciclo es el 21 de julio y es completamente sorpresa, ya que quieren hacer un cierre de temporada en grande. El segundo ciclo de este año se realizará durante los últimos meses del año, en un nuevo lugar de Santiago, que ya están preparando para sorprender a todos quienes asistan a estas cenas.

Las cenas tienen un valor de $ 45.000 por persona (incluyen cinco tiempos y vinos). Quienes se interesen pueden encontrar más información en @cocinasdefierro y @branncookwar. MT

Comentarios