[MT MAG.] Más allá de un simple disparo – mtOnline
[MT MAG.] Más allá de un simple disparo
Por Lorena Gallardo Gil. 29/08/2017
Hoy mucho se habla acerca de que si está en peligro el fotógrafo profesional. El entusiasmo de cada día más aficionados podría verse como una amenaza, así como también el creciente mercado de cámaras enfocado hacia ellos. La diferencia está en que no buscan ganarse la vida con sus fotos, sino compartirlas en el mejor de los formatos posibles.

“Usted apriete el botón, que nosotros hacemos el resto”, esta frase en algún momento bien podría haber sido la máxima de los fabricantes de cámaras fotográficas. Por entonces, cuando la principal tarea del fotógrafo de turno en la familia era simplemente disparar, para conseguir lo que luego se consideraba una instantánea digna de un álbum.

La aparición de las cámaras réflex -cuyo visor permite mirar  la escena sin retardo alguno y cuyo material fotosensible es un sensor digital compuesto por píxeles-, sin embargo, lo cambió todo. Despertó el apetito de muchos. Fue con ellas que nacieron los fotógrafos amateur, aquellos a los ya no les motivaba solo disparar, querían crear una buena foto. Y no únicamente en calidad o nitidez -eso hoy lo consigue cualquiera con un smartphone de última generación-, lo que se buscaba era capturar una imagen que transmitiera algo.

Las cámaras réflex digitales comenzaron a masificarse entre estos entusiastas de la fotografía. Sus prestaciones hacían posible tomar esa gran foto, permitían calcular la exposición correcta, manipular el ISO, hacer ráfagas de varias imágenes por segundo y un sinfín de cosas más.

Lo que sí aún no pueden hacer es disparar, por ejemplo, en el momento preciso de una mirada cómplice, o esperar la luz perfecta para que un paisaje cobre intensidad, ni tampoco componer el cuadro de la forma más interesante posible.

Hoy, la fotografía amateur vive sus días de gloria, con una gran tecnología a disposición de quienes busquen componer su vida a través de imagénes para el recuerdo. Y vaya que los hay, las redes sociales, medios, foros y blogs son grandes incentivos.

“Capturar momentos y subirlos a la red. Todos hacen esto comúnmente con un smartphone, sin embargo, hay cosas que este dispositivo no puede hacer y sí una cámara. Un skater, por ejemplo, sólo podrá tomar una buena foto de un salto con una máquina fotográfica. De ahí el incentivo de los aficionados”, explica Ignacio Jarabran, gerente de marketing de Panasonic Chile.    

» Intro a fotografía
Macarena Escobedo es una ingeniera comercial, de 34 años, que desde pequeña tuvo interés en la fotografía, sólo que no le dio el tiempo, ni puso ganas para practicarla antes.

“Siempre me fascinó la idea de poder transmitir algo a través de una imagen. Mi actual afición nace de un momento de encuentro personal y de la necesidad de despertar en mi una pasión, que hoy me sirve de terapia”, relata esta aficionada a la fotografía, que lleva un par de meses tomando clases.

Casos como este motivan a los líderes en imagen digital a destinar gran parte de sus esfuerzos a producir cámaras semiprofesionales, distinguidas, primeramente, por el tamaño de sus sensores -mayor a los de las compactas-, que permiten capturar imágenes de calidad superior en lugares con escasa luz. También se pueden configurar de forma manual, dando mayor libertad a la imaginación del fotógrafo. Son más pequeñas y ligeras que una profesional y, además, más amigables a la hora de usar.   

Sus precios fluctúan entre los $ 300.000 y $ 1.300.000 aprox., lo que depende del tamaño del sensor, la óptica, el tipo y luminosidad del lente, el procesador, la conectividad o la resolución de los videos.

» En clases
“Las personas quieren compartir su vida a través de imágenes y buscan hacerlo en un formato de calidad, que permita transmitir conceptos”, cuenta Zé Domínguez, fotógrafo profesional que imparte cursos a aficionados.

Al igual que en las clases que ofrecen las marcas de cámaras, a sus alumnos les enseña a contar a través de imágenes una idea -cómo viven los haitianos en Chile, por ejemplo-. Entonces, los introduce en la composición, iluminación y técnicas digitales, que buscan dejar de lado el modo automático.

“La idea es que el usuario cree su propia foto, controlando a gusto las funciones de la cámara. Que le saque el 100% al producto”, dice Eduardo Fuentes, gerente de operaciones y servicio técnico de Nikon Chile.

Cámaras de grandes prestaciones y distintos precios; cursos básicos y avanzados, gratuitos o pagados. Hoy todo está dado para que la afición por la fotografía se quede en la retina. MT

 Panasonic Lumix GH5

GH5_LKIT_slant_K

| Tipo: sin espejo de lentes intercambiables | Grabación: video 4K 4:2:2 10 bit interno
| Píxeles efectivos: 20,3 + función foto 6K | Visor óptico: OLED Live View Finder (3680 k puntos)
| Conectividad: Wi-Fi y bluetooth | Precio: $ 2.399.990 con kit. $ 1.890.000 (sólo el cuerpo)

Canon EOS Rebel T7i

canon

| Tipo: réflex de lente único AF/AE, flash integrado | Grabación: tarjetas SD, SDHC y SDXC | Formato imagen: aprox. 22,3 mm x 14,9 mm
| Base del lente: montura EF de Canon | Píxeles efectivos: aprox. 24,2 megapíxeles | Conectividad: Wi-Fi, NFC y bluetooth  | Precio: $ 749.000

Nikon D7200

nikon

| Tipo: réflex de objetivo único 
| Grabación: tarjetas SD, SDHC (compatible con UHS-I), SDXC | Base del lente: montura F de Nikon | Píxeles efectivos: 24,2 megapíxeles | Peso: aprox. 765 g con la batería y la tarjeta de memoria | Conectividad: Wi-Fi y NFC | Precio: $ 1.100.000

Panasonic Lumix FZ80

panasonic

| Tipo: digital 4K | Peso: 616 gramos | Modos: time-lapse y disparo en ráfaga a 10p (AFS) y 6p (AFC) | Zoom: óptico 60x 20-1200mm | Obturador: mecánico y electrónico que varía entre 1s y 1/16.000s. | Resolución: 18,1 megapíxeles  | Conectividad: Wi-Fi 
| Precio: $ 299.990

Comentarios