[Test Drive] UM Renegade Sport S300: Así se conquista a una renegada… – mtOnline
[Test Drive] UM Renegade Sport S300: Así se conquista a una renegada…
Por Alexis Cares 12/08/2017
Uno de los ejemplares más aplaudidos de la pasada Expo Motos de marzo en Santiago y de la relanzada marca UM es la Renegade Sport S300. Hicimos la cita. Una larga cita. Y acá están las intimidades expuestas de esta chopper única, atrevida, urbana y hasta ligera de genio. Pero cautivante.

Una dama de carácter nada sencillo, pero con un evidente potencial de atractivo… ¿Qué hacemos? Caminar el sendero y el proceso de conocerla mejor. Les juro que cuando fui a devolver el ejemplar de pruebas de la nueva Renegade Sport S300 de la relanzada marca UM, luego de casi 10 días en nuestro poder, sentí que lo logré. Y que tras las asperezas y las caras adustas de las primeras horas, llegó el momento en el que ya cruzábamos bromas y hasta complicidades.

Esta chopper genuina, que echa mano de la receta puntillosa de un fabricante con oficio, es dueña de un destello inmediato que el paisaje urbano no sabe ni consigue soslayar.

Negro y naranja. Con su gran faro de capuchita al viento a la usanza de muchas deportivas japonesas ochenteras, ya pega fuerte en cada ojo que hace foco en su presencia. Manillares que nos hacen extender los brazos algo más allá que en una moto urbana o más convencional.

mm2

La altura del asiento, como buena chopper, no es tema, y eso le abre un abanico amplio de usuarios que a veces huyen despavoridos cuando se enfrentan a una moto grande y pesada. Acá no, si bien posee una dosis de robustez para ser acertadamente visible en la calle, también tiene un peso que a conductores primerizos no les causará tormento alguno. Al revés. Cualquiera que se instala en su sillín siente ganas inmediatas de salir a recorrer, porque se ve como dominando la moto y con los pies siempre cerca del suelo. Por cualquier cosa… Ah, en balanza con todos sus líquidos arroja 170 kilos.

Otro efecto sintomático de esta moto y tantas otras es la anchura de los neumáticos. Y los de la Renegade Sport S300 se ven fornidos. Punto para ella.

¡Y le damos arranque al motor de 279 cc! Impecable para la ciudad y más allá también. La probé durante este invierno. Entonces, el frío matinal adormilaba a veces el encendido que es eléctrico y con alimentación por carburador. Nada de muecas. En el manillar izquierdo tenemos un switch que se desplaza hacia atrás y hace las veces del tradicional “chupete”, para dejarla un poco más acelerada y facilitar su impecable arranque en las estaciones más frías o bien si han pasado muchos días sin que le demos partida.

mm3

Las primeras horas y días de la moto muestran varias facetas que juegan el juego de seducción. Por un lado, la potencia de su monocilíndrido enfriado por líquido está ahí. Y si la buscamos desde el manillar derecho sentiremos que viene, mal que mal son 24,5 caballos. Provocamos y la moto se vuelve briosa. El sonido del trabajo de su motor no me terminó de convencer, aunque sí lo hizo la chispa de su reacción ante los requerimientos de mayor prisa y la frenada (disco adelante y tambor atrás).

El tema de la caja también se relaciona con ese acto de conocerse que dijimos en el comienzo. Los primeros días son de “estudio”… Al tercer o cuarto día ya me sé sus ademanes, ya no me cuesta tanto enganchar la neutra. De hecho, acá comparto el truco: voy en sexta o quinta, ya vi el atochamiento o el semáforo, hay que detenerse pronto, dejo de acelerar, el embrague es amistoso y voy rebajando: cuarta, tercera, segunda. ¡Ojo acá! La segunda todavía con el vuelo que impulsa la inercia y un leve toquecito con el pie izquierdo en el pedal de la transmisión y listo. Estamos en neutra. Si frenamos y nos detenemos totalmente, cuesta un poco más ir de primera o segunda a la neutra, pero, como decía el comercial ochentero del yogur aquel, “lo podemos lograr… lo podemos lograr”.

mm4

Superado este “incordio”, todo comienza a cerrar en una experiencia de uso urbana, cotidiana, reveladora y que acaba por convencer. La moto pica, dobla bien, en los apoyos como en una rotonda exigida, devuelve confianza. Su configuración y la de los espejos es buena, porque trae a nuestros ojos una panorámica bastante completa de lo que va sucediendo detrás nuestro y eso habla bien de su hechura (marca de origen norteamericano que hoy fabrica en India y en China).

Llega la hora de sumar diseño, potencia, consumo (interesante, ya que con los 20 litros de estanque nos acercamos a casi 380 kilómetros de autonomía), bueno, y agregar aquellos días de cierta distancia. ¿Ya sumaron? A mí me dio una cifra que les podría revelar con una sonrisa sincera.

Ficha técnica UM Renegade Sport S300

» Motor: 279 cc » Transmisión: MT 6 vel. » Potencia: 24,5 Hp a 9.000 rpm » Par motor: 22,6 Nm a 6.000 rpm
» Peso: 170 kilos » Neumático delantero: 110/80 17 » Neumático trasero: 140/80 15 » Altura asiento: 750 mm. » Precio: $ 1.949.000

Comentarios