*

Londres aplicará un impuesto extra a los autos diésel
23/10/2017
La medida solamente afectará a los modelos que fueron fabricados antes del 2006.

Hace pocos días París anunció que entre el 2024 y el 2030, planea prohibir los autos diésel y a gasolina. Londres no se quiso quedar atrás en las limitaciones a estos vehículos y anunció que aplicará un impuesto adicional a los vehículos que funcionen con este tipo de combustible.

Actualmente los conductores de la capital inglesa pagan 11,50 libras esterlinas (10 mil pesos aproximandmente) para ingresar al sector financiero de la parte oeste, pago que corresponde a un impuesto por congestión vehicular. Adicionalmente a esto, ahora todos aquellos que manejen un modelo que haya sido fabricado antes del 2006, deberán pagar 10 libras más.

Sadiq Khan, el actual alcalde de Londres, espera que la medida sirva para  mejorar los niveles de contaminación y para salvar miles de vida, además agregó que “el aire está en malas condiciones y es también un asesino”.

La medida afectará a 34.000 autos, cantidad no muy relevante en comparación a los 535.000 que ingresan al sector, sin embargo esta acción puede impulsar futuras limitaciones más significativas.

Varias metrópolis del mundo están tomando medidas similares con respecto a los vehículos diésel, restricciones que se potenciaron después del Diéselgate de Volkswagen, en el que manipulaban las mediciones de los gases contaminantes.

Comentarios