*

[MT MAG.] Practicidad militar, estilo imperecedero
10/10/2017
Con los días más calurosos, se siente mucho más el peso del reloj en la muñeca. Las pulseras de metal y caucho hacen de las suyas y comenzamos a buscar una alternativa más cómoda y atractiva. Directamente desde el uso militar, las pulseras de NATO se han convertido en una alternativa eficiente, agradable y llena de estilo.

Probablemente no sabes que has visto o tienes una, pero desde hace un tiempo las pulseras de NATO se han convertido en un mundo aparte en lo que a relojes se trata.

Más resistentes, livianas, frescas e intercambiables, los más puristas pueden no estar de acuerdo en poner una pulsera de tela a un reloj de alta gama, pero lo cierto es que, en términos de estilo, son una excelente forma de mostrar una pieza específica, además de hacerla combinar con los atuendos mas veraniegos.

Desde TAG Heuer a Mondaine, y desde Longines a Omega, todos tienen al menos una opción con este tipo de pulsera en sus catálogos pero, ¿sabes de dónde viene?

La pulsera de NATO tiene su origen en el ejército Británico en 1973, cuando se agregó como un suministro oficial y era entregada como equipamiento adicional a los soldados para que pudieran acomodar de mejor manera sus relojes.

Hechas de nylon, con 20 mm de ancho, cierres sencillos y colores neutros, al ser para el ejército, estas pulseras debían ser resistentes, funcionales y a prueba de errores, por lo que, además, eran fáciles de cambiar, sólo pasándolas por detrás de las barras y ajustando el bucle, consiguiendo un ajuste exacto cada vez.

Con el tiempo, sus propiedades fueron vistas con otros ojos por el mundo de la relojería, y comenzaron a incorporarse para el mercado civil.

El ancho se redujo a 18 mm o menos, se agregaron cierres de acero inoxidable y se comenzaron a incorporar colores en su diseño, como líneas o entramados de camuflaje, sólo por dar un ejemplo.

nato 1

 

Moda versátil

Con tantas opciones, colores y dibujos, no es fácil decidir con qué combinarlas o cómo utilizarlas, pero lo bueno es que, al tener un precio sustancialmente menor respecto de otros tipos de pulseras, como las de caucho de alta tecnología o las de metal, es muy fácil contar con una colección amplia y variada, ya que por su delgadez no ocupan mucho espacio y cada día hay más proveedores enfocándose en este nuevo segmento que atrae, sobre todo, a los hombres que gustan del estilo más casual.

Para usar una pulsera de NATO la verdad es que no hay que seguir muchas reglas ni instrucciones, basta con tener un reloj, idealmente con diseño de piloto o de buceo para que el estilo se aprecie de mejor manera, y la personalidad de elegir un modelo de diseño y colores llamativo con tecnología militar, que despierte el lado más divertido de la personalidad de cada uno.

Para Daniel Pinto, subgerente de la división lujo de H. Briones Comercial, representantes de marcas como Montblanc y Tissot, quienes eligen las pulseras de NATO “quieren un look más deportivo y casual”, y las prefieren “porque no se dañan con el agua y permiten ir intercambiándolas de acuerdo a la imagen que se quiera obtener”.

De ahí que no sea raro verlas en las muñecas de deportistas, tanto cuando practican su disciplina, como cuando salen de la arena. El agua de mar, la arena o el sol no afectan al NATO de igual manera que a otros materiales, por lo que su vida útil también es mucho más prolongada.

Catalina Barros, gerenta de Altea, que ofrece en Chile marcas como Rado y Certina, apunta a la gente joven como los principales compradores y amantes de esta moda, “ellos las prefieren tanto por el diseño y el look más moderno que le da al reloj como por la comodidad: porque hacen que el reloj sea muy liviano y que no se transpire, lo que las hace mejores para el verano si se comparan con las pulseras de caucho, de cuero o de acero”, asegura.

La moda es sin duda un factor importantísimo para su masificación, y es que además de ser durables, cuentan con diversos diseños que permiten, incluso, lavarlas fácilmente a mano para mantenerlas como nuevas. Pero sus propiedades hipoalergénicas también las hicieron las favoritas de las personas con piel más sensible, ya que la tela respirable y su suavidad evitan cualquier posibilidad de dermatitis.

Daniel Müller, encargado de publicidad y marketing de Müller & Cia., representantes en Chile de TAG Heuer y Mondaine, cree que el éxito detrás de este material está en su sencillez.

“La real belleza de las pulseras de NATO radica en la simplicidad de ellas, su precio accesible en comparación con las pulseras de cuero o de acero, son ajustables sin límites, existen hoy y van a seguir apareciendo infinitas alternativas de diseño y colores, y es tremendamente cómoda para quien la utiliza”, remarca el ejecutivo de TAG Heuer.

La versatilidad es otra de las cualidades importantes de estas tecnológicas pulseras, ya que, según asegura Müller, pueden cambiar completamente la imagen de un reloj en un abrir y cerrar de ojos.

“Las pulseras de NATO tienen la particularidad de entregarle un look totalmente casual a un modelo de lujo, lo que permite llevar puesto un reloj de varios miles de dólares sobre la muñeca mientras se da un paseo por la plaza con los hijos, o bien cuando se tiene una reunión importante de trabajo, sin desentonar ni perder estilo en ninguno de los casos”, destaca el ejecutivo especializado.

Color, seguridad, comodidad y versatilidad, los relojes con pulseras de NATO han logrado hacerse un espacio en las vitrinas y las muñecas de los hombres actuales, entregando estilo y casual elegancia al instante.

nato 2

Comentarios