*

[VIDEO] Range Rover metió al agua a su primer híbrido enchufable
12/10/2017
El primer plug-in de la compañía estará basado en el Range Rover Sport y debutó con una particular carrera.

Siguiendo la tendencia a electrificar los vehículos que ha tomado el mercado automotor , Land Rover  presentó  el Range Rover Sport P400e, el primer SUV  de la compañía que posee un sistema híbrido enchufable. Los propulsores del vehículo son uno tradicional de cuatro cilindros, con capacidad  de  2 litros y 300 Hp que actúa en conjunto con otro recargable de 116Hp.

Desde la firma aseguran que la batería del  automóvil le proporciona una autonomía de 51 kilómetros, además el auto cuenta con un sistema de carga mientras está en movimiento, aprovechando la energía de frenado y desaceleración.

Range FRover Sport P400e 2

El conductor tendrá dos opciones cuando vaya a manejar, la “Paralel Hybrid Mode” y el “EV Mode”.  La primera función está enfocada  en recargar la batería optimizando el consumo de gasolina, lo que es posible gracias al trabajo en conjunto de ambos propulsores. En la segunda opción el motor eléctrico trabaja solo, con una capacidad de alcanzar los 137 km/h. El tiempo que demora en llegar de 0 a 100km/h es de 6,7 segundos.

El encargado de la tracción es el sistema “Terrain Responde 2”, que distribuye la energía generada por el motor eléctrico y el tradicional en las ruedas del vehículo, además trabaja de mejor manera sobre superficies deslizantes.

Por el momento el modelo solo fue anunciado para el mercado europeo, y se espera que salga a la venta durante 2018. El precio será cercano a los 90.000 euros, un valor cercano a los 66 millones de pesos.

Junto al anuncio del modelo, la marca británica dio a conocer una particular promoción. Metió al agua al Range Rover Sport P400e para competir contra dos nadadores.

La carrera se realizó en a orillas del Canal de la Mancha, donde la nadadora profesional Keri-Anne Payne y el campeón de fondo Ross Edgley debían cruzar una distancia de 1,4 km.

Range FRover Sport P400e

El vehículo, por su parte, debía atravesar un tramo de 14 km en tierra firme, distancia que incluía riachuelos y zonas inundadas que tenían una profundidad de hasta 85 centímetros.

Para ver el desenlace, les dejamos el siguiente video.

Comentarios