*

Repasa los 25 años de los Honda más veloces
18/10/2017
La familia Type R de la firma nipona cumple un cuarto de siglo de aceleración y deportividad.

Los modelos deportivos de Honda están de aniversario, y es que este año se cumplen 25 años desde que la firma nipona estrenara su primero modelo con el apellido Type R.

Para celebrarlo, realizamos un breve repaso por algunos de sus modelos más destacados, los que marcaron historia y aquellos que se han convertido en verdaderos íconos de la marca.

La primera vez que la denominación “Type 2” vio la luz fue en 1992, con la aparición del NSX R, un automóvil que vio diferentes actualizaciones respecto de la versión original, ya que se redujo su peso en 120 kilos y se equipó con un motor V6 de tres litros capaz de desarrollar 200 Hp.

Honda Type R 1992

Más adelante, en 1995, en el mercado japonés  fue lanzado el Integra, con un motor VTEC de 1.8 litros  que erogaba  280 Hp a 8000 rpm. A esta versión, también se le agregó una caja de cambios que incluía cinco velocidades y al igual que el NSX, es bastante más ligero que el modelo tradicional.

Honda Type R 1995

En el 2002, Honda decidió volver a renovar el NSX Type R, agregándole un capó y un alerón de fibra de carbono, con la intención de volver a reducir el peso del automóvil.

Honda 2002 type R

Cinco años después, los asiáticos decidieron lanzar dos modelos diferentes para Japón y el resto del mundo. En el país oriental se lanzó el Civic Type R, un sedán de cuatro puertas con un motor capaz de desarrollar 225 Hp, mientras que para el resto del mundo era un sedán de cinco puertas con un propulsor que alcanzaba los 201 Hp a 7.800 rpm.

sedan civic

El último lanzamiento de los autos deportivos fabricados por Honda, ocurrió en el 2015, con un nuevo Civic, que por primera vez podía llegar a los 310 Hp con impresionantes 400 Nm de torque. Este modelo alcanza una velocidad máxima de 272 kilómetros por hora.

Honda civic type R 2015

Los modelos de la división Type R solamente son fabricados en los colores blanco, rojo y negro, esto en honor al Honda RA271, el primer vehículo de la marca en competir en la Fórmula Uno y que además logró ganar el Gran Premio de México en 1965.

Comentarios