*

Motos a baterías llegan a Santiago
26/12/2017 813 vistas
Egomoto ofrece siete modelos de motos eléctricas, con precios que parten en los $ 619.990 + IVA.

Las motos eléctricas ya son bastante populares en el mundo, sobre todo en China, donde el año pasado se vendieron más de 20 millones de scooters a baterías. En Chile, sin embargo, su presencia ha sido marginal, vendiéndose hasta hace un tiempo una marca de motos deportivas eléctricas.

Pues bien, hoy acaba de ingresar al país una nueva marca de motos eléctricas: Egomoto, importada por Sincex en alianza con Enel y cuyo principal atributo es que son 100% amigables con el medio ambiente. Es decir, que no contaminan absolutamente nada.

Egomoto se ofrece en siete modelos repartidos en tres categorías: clásicas, alto rendimiento y reparto, las cuales se distinguen por su diseño, presentan una velocidad máxima de hasta 55 km/h y una autonomía de hasta 55 kilómetros.

Pueden adquirirse por a través de París.cl, Enel.cl o la tienda especializada Bikes Sport, ubicada en Lira N°868. Sus precios van desde los $619.900 hasta los $1.900.000 + IVA.

“Las razones de la entrada al mercado son relevantes, ya que cada día más los gobiernos y las personas priorizan su aporte a la reducción de emisiones contaminantes y en seguridad. Los valores asociados a la movilidad eléctrica, como sustentabilidad, eficiencia y desempeño, se suman el ahorro de tiempo y dinero, ya que el costo por cada 100 km. recorridos es de $300 aproximadamente”, afirma Marcelo Bley, socio y gerente comercial de Egomoto.

 La recarga de baterías se realiza desde cualquier enchufe doméstico de 220 voltios. Todas las motos cuentan con pack de baterías reemplazables y la vida útil se mide por ciclos de recarga, entre 600 y 800 ciclos, dependiendo del modelo.

“Se supone que un usuario urbano debiera recorrer entre 20 y 30 km diarios, lo que implica una recarga cada dos días. Entonces, las baterías debieran durar entre dos y tres años antes de cambiarlas, siendo éste el principal costo de operación, pues no requiere combustible, cambiar aceites, filtros, bujías o embragues”, puntualiza Bley.