Los autos que acompañaron las historias de amor en el cine
14/02/2018 257 vistas
Modelos como Lotus Esprit SE 1989 y el Renault Tipo CB Coupé se han tomado la pantalla grande y han sido cómplices de las historias de amor más grandes del cine

Ver una película romántica junto a tu pareja en el día de los enamorados, puede sonar como un panorama ideal para celebrar a cupido. El cine ha sido uno de los encargados de demostrar que el amor y el romanticismo también se pueden vivir al interior de un automóvil.

El automóvil que supo de romance y discusiones apasionadas fue el utilizado en la película Diario de una Pasión, estrenada en 2004, donde Rachel Mc Adams conducía un clásico Hudson Commodore del año 1946 y en una recordada escena llegaba a la casa del hombre que amaba para un reencuentro de aquellos.

 

Una de las películas más premiadas del cine Hollywoodense también utilizó un legendario automóvil para una de sus escenas más apasionadas. Hablamos de Titanic, donde el Renault Tipo CB Coupé de Ville 1912 fue el único testigo del amor entre Rose y Jack.

 

En Pretty Woman el auto que para frente a Vivian Wards (Julia Robert) y que conducía el millonario empresario Edward Lewis (Richard Gare) era el Lotus Esprit SE 1989. Un deportivo que llegaba a los 268 Hp y alcanzaba los 100 km/h en 4,7 segundos. En este vehículo es donde nace el amor entre los protagonistas y donde el personaje interpretado por Julia Robert deja al descubierto su conocimiento sobre los autos de velocidad.

 

En la versión de 2005 de Herbie a toda marcha, el gran protagonista fue un Volkswagen Sun Roof Sedán 1963, el auto de franjas rojo, azul y  blanco que conducía Maggi Peyton, el personaje interpretado por Lindsay Lohan. En esta cinta toda la historia de amor se centra en el vehículo, puesto que Maaggi Peyton termina la película besando al mecánico de Herbie.

 

Por último tenemos Grease, el clásico de clásicos. Es una película que se robó el corazón de los jóvenes de fines de los 70 y luego de ver el increíble baile que sus protagonistas Danny Zuko y Sandy Olson hacen en los juegos que la escuela preparó para el cierre del año escolar, la pareja se sube a un Ford deluxe 1948 que de forma increíble comienza a elevarse hacia el cielo, mientras la canción We together se escucha de fondo.

 

Recomendados

Geely
Por José Ignacio Gutierrez 20/08/2018 20 vistas
Robert Plant
Por José Ignacio Gutierrez 20/08/2018 28 vistas
autos usados
Por José Ignacio Gutierrez 20/08/2018 48 vistas
Mercedes-Benz 300SL Gullwing
Por José Ignacio Gutierrez 20/08/2018 25 vistas
IndyCar
Por José Ignacio Gutierrez 20/08/2018 50 vistas