*

Jeep Wrangler: la renovación de un ícono sin transar su esencia
15/03/2018 454 vistas
El Jeep Wrangler es el emblema de la marca norteamericana de todoterrenos. De ahí que sus cambios generacionales se traten con sumo cuidado, buscando mantener intacta su filosofía. La quinta generación del exitoso 4x4 conserva su estilo duro y robusto, mejorando la dinámica y, sobre todo, la tecnología.

Cinco escarpadas cadenas montañosas envuelven a Tucson, la segunda ciudad más grande del estado de Arizona, en Estados Unidos. Un majestuoso telón de fondo que atrapa las miradas en todas direcciones e invita a aventurarse por sus pendientes extremadamente rocosas. Esto fue lo que hicimos con Jeep, que de manejo todoterreno, probablemente, sabe mucho más que cualquier otro fabricante. Sobre todo con uno de los pocos auténticos 4×4 que quedan en el mercado: el icónico Wrangler, cuya nueva generación se reformula completamente sin traicionar sus raíces, sin descuidar el ADN de aquel Willys de 1941 que se convirtió en un referente del off-road.

Si bien mantiene su inconfundible línea, el nuevo Wrangler actualiza su look con un parabrisas de mayor inclinación -de bisagras a la vista y desmontable- y una nueva curvatura de su clásica parrilla de siete ranuras. El parachoques delantero, como el trasero, también fueron rediseñados, mientras que los grupos ópticos ahora cuentan con tecnología LED.

Jeep Wrangler

Su columna vertebral sigue siendo un chasis de largueros y travesaños fabricado en acero de alta resistencia, con ejes rígidos delante y atrás. Ahora, eso sí, utiliza mucho más aluminio que antes, pues el capó, las puertas, las bisagras y el marco del parabrisas están fabricados de este material, en tanto que el portalón está hecho de magnesio, con lo que consigue ahorrar más de 90 kilos en total respecto del modelo saliente.

La suspensión, por su parte, tiene un nuevo ajuste para proporcionar una mejor relación entre confort de marcha y prestaciones fuera de asfalto.

El nuevo Jeep también crece en tamaño. La variante de dos puertas es 71 mm más larga (4.236 mm), mientras que la versión de cuatro puertas aumenta su longitud en 96 mm, hasta los 4.785 mm (incluyendo la rueda de repuesto del portón trasero).

Al igual que el diseño exterior, el interior también se pone al día -con el uso mejores materiales, acabados y equipamiento-, manteniendo de todas formas su clásica esencia y ese aspecto tan vertical que lo caracteriza. Incorpora lo último de la marca norteamericana en conectividad, como pantallas multimedia táctiles de 5,7, 7,0 y 8,4 pulgadas (según versión), puertos USB (dos en cada fila de asientos), compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay, navegador satelital, cámara de marcha atrás y sistemas de seguridad, como el sensor de ángulo ciego.

» Más capaz

El nuevo Wrangler tiene las mejores cifras del segmento cuando se habla de ángulos de ataque (44º), ventral (27,8º) y de salida (37º), los que sumados a un despeje del suelo de 27,6 cm le permiten vadear ahora hasta casi los 80 centímetros en su configuración Rubicon, la más todoterreno.

Jeep Wrangler

Su sistema 4×4 de serie, en tanto, contiene una caja de transferencia de dos velocidades con tracción integral permanente, una reductora con una relación final de 2,72:1 y un diferencial trasero con una relación de 3,45 a 1.

Bajo el capó, el nuevo Wrangler se presenta con tres tipos de motorizaciones, dos a gasolina y un diésel. Entre los primeros se encuentra el Pentastar V6 atmosférico de 3.5 litros, con 285 Hp y 353 Nm, así como también un 2.0 litros turboalimentado de cuatro cilindros, asistido por un sistema eléctrico de 48 V, que produce 270 Hp y 400 Nm en total. El petrolero, por su parte, es un 2.2 litros turbodiésel de 197 Hp y 450 Nm de par máximo. Habrá caja manual de seis velocidades y automática de ocho. Un factor común en todos será la disposición del sistema Start/Stop para mejorar el consumo de combustible.

Es el nuevo Wrangler que manejamos por más de 300 kilómetros en el desierto de Arizona y que se espera que llegue a Chile en septiembre.

Jeep Wrangler