*

La doble personalidad del Volkswagen Polo GTI
Por Mauricio Monroy S. / Desde Mallorca, España 23/04/2018 129 vistas
Conocimos el nuevo Volkswagen Polo GTI en su estreno global, evento en el que comprobamos la comodidad que entrega en el tráfico urbano y la fiereza que libera cuando se suelta en un circuito. Un modelo que esperamos pueda arribar a Chile antes de fin de año, para remecer el segmento de los hatchbacks más pequeños.

Volkswagen escogió la ciudad de Palma de Mallorca para presentar la nueva generación del Polo GTI. Fue un evento acotado, preciso, sin actividades paralelas que desconcentran del manejo y que, en ocasiones, solo entorpecen el conocimiento de las capacidades de los vehículos. Por lo mismo, para no perder tiempo, desde la mismísima terminal aérea salimos a comprobar los avances de un modelo que prometía, en el papel, equilibrar sensaciones antagónicas.

Der neue Volkswagen Polo GTI
Es que el nuevo compacto deportivo, el heredero de una generación de deportivos que comenzó en 1979 con el primer Polo GT, es capaz de ofrecer desde la comodidad necesaria para ir al supermercado a emociones radicales y adrenalínicas.

 

Con esa impresión también nos quedamos al encontrarnos cara a cara con el vehículo, ya que su diseño no exalta ni grita las bondades que esconde bajo el capó. Por el contrario, es sobrio y se mimetiza en las calles, aunque los ojos más agudos verán detalles que responden al linaje GTI, como el spoiler y los neblineros delanteros envueltos por paneles negros brillantes en forma de “C”, o el perfil rojo en el centro de la parrilla que se extiende hacia las luces LED o la presencia de su famosa sigla GTI en la parrilla.

Nuevo Polo GTI-30

 

En la zaga, predomina en algunos elementos el color negro, tal como ocurre desde que apareció el primer Golf GTI en 1976, lo que se complementa con la doble salida de escape recostada a la izquierda y las llantas de aleación de 17’’ que incorpora por primera vez.

Nuevo Polo GTI-16
En el interior, la tecnología que debuta en este Polo GTI le hacen dar un salto enorme y lo posiciona más cerca del Golf. Lo más llamativo es el tablero digital, llamado Active Info Display, que tiene una pantalla de 10,25’’, con gráficos de alta calidad y colores más intensos. Además, si se presiona el botón “View” en el volante, se puede personalizar entre tres diseños de tablero.

Der neue Volkswagen Polo GTI
La tecnología de vanguardia se complementa con con un sistema de infoentretenimiento que incorpora una pantalla de hasta 8’’, compatible con Mirror Link, Android Auto y Apple CarPlay.

 

Nuevo Polo GTI-20

 

El más poderoso
Para probar el nuevo Polo GTI, tomamos nuestra unidad y salimos rumbo al circuito de LlucMajor. Un trayecto que se extendió por más de una hora y que nos permitió ver, tanto en autopista como en el autódromo, lo que es capaz de hacer cuando suelta las amarras.

Nuevo Polo GTI-31

La potencia y agresividad eran algo que nos esperábamos, mal que mal, por primera vez un Polo GTI montaba un motor turbo de cuatro cilindros de 2.0 litros, con 200 caballos de potencia.

Nuevo Polo GTI-22

Dicho propulsor, asociado a una caja DSG de doble embrague y seis velocidades, tomó el relevo del 1.8 litros de 192 Hp de la edición saliente y, según datos oficiales, pasa de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos, con una velocidad punta de 237 km/h. Cifras nada despreciables para un deportivo, menos para un vehículo que mide 4.053 de largo, 1.751 de ancho y 1.446 mm de alto.

Nuevo Polo GTI-29

En el tráfico urbano y las autopistas su performance fue grata, con una posición de manejo cómoda y sin sufrir con la rigidez de la suspensión. Todo esto favorecido por las cinco opciones que entrega al volante (Normal, Sport, Eco, Comfort e Individual ) y que permiten ajustar la dirección, la curva del motor y el control de transmisión. Pero bastó que entráramos a la pista con el Polo GTI para que saliera esa doble personalidad oculta.

Der neue Volkswagen Polo GTI
En el circuito, tras girar las vueltas de reconocimiento, tomamos la confianza necesaria para ir a fondo. Que tome velocidad en una recta no era complejo, pero ver cómo era capaz de entrar y, especialmente, salir de cada curva fue llamativo. Si se le agregaba una jaula de competencia podría pasar perfectamente por un auto de carrera, todo gracias a una rigidez estructural que, como decíamos antes, sabe disimular bien en la vida urbana.

 

Otra de las razones de su alta performance se esconde en el chasis Sport Select, que tiene una altura rebajada en 15 mm respecto de la anterior generación. El chasis del Polo GTI tiene ajustes específicos para los resortes, amortiguadores y estabilizadoras, y por si fuese poco, permite tener un centro de gravedad más bajo y así entregar un manejo más seguro y estable, con menor balanceo y menos transferencia de peso.

 

En conclusión, un modelo que se mueve con normalidad en el día, pero que cuando se le exige es capaz de desprenderse de la timidez y atacar con fiereza. Si la marca lo autoriza, esperamos tenerlo en Chile durante el último trimestre del presente año.