*

[Test drive] Triumph Street Triple R: por ese Valentino o ese Márquez que algunos llevan dentro
06/04/2018 183 vistas
Feroz y urbana. Radical, pero cómoda. La nueva Street Triple R debe estar entre los mejores aperitivos dinamitados de Triumph Motorcycles. El estreno del bloque tricilíndrico de 765 cc se luce y le pregona al mundo de las dos ruedas que no por nada será el motor oficial del Moto2 de 2019, pedazo de antesala del MotoGP. Y por nuestras calles, para el día a día...

La totalmente nueva Street Triple se dejó caer con sus tres versiones el año pasado y al pedir una cita lo hicimos con la hermana del medio, la Street Triple R, aunque todas montan el aplaudido motor tricilíndrico de 765 centímetros cúbicos, una evolución portentosa de la pieza base que era el antiguo 675 cc que en estas mismas páginas pudimos aprovechar en la Daytona, pero ahora con más de 80 cambios que llevaron su potencia a 118 Hp (la RS entrega un poco más de poder, con 123 Hp).

Triumph Street Triple R

Como conocí su pasado me quedó la sensación de estar en una máquina completamente nueva, aunque el ADN de la roadster emblemática del team deportivo de la casa inglesa conserva precisamente el sello con el cual encanta y muchas veces enamora a sus usuarios y adeptos. Por ejemplo, el sonido de su ingeniería, que sigue siendo tricilíndrica, pero con tanto desarrollo que asistimos al nacimiento de un nuevo y trascendente bloque motor.

Y es tan así porque este propulsor de 765 cc ya cumple la medianía de sus pruebas para el estreno que hará como proveedor oficial del Moto2 para 2019, la división antesala del MotoGP. Todo un desafío y orgullo para la gente de Hinckley que estará en la mira de todo el planeta.

Triumph Street Triple R

 

Entonces uno la pica, la acuesta en curvas, le pide, y la nueva Street Triple entabla un diálogo feroz. Si bien responde magníficamente desde rangos bajos y medios, su nota alta es de furia. ¿Estabilidad? La sentí en todo momento.

 

Es bueno aclarar que conserva un chasis de doble viga de aluminio con el estreno de un basculante en forma de ala al que va anclado un amortiguador Showa, que también se cuadra con la horquilla delantera (podemos regularlos). Las sesiones de grabaciones para un video fueron extensas y en ningún momento noté agote de sus frenos, confiados a unas pinzas radiales Brembo M4.32 de cuatro pistones, más una pinza, también Brembo, de un solo pistón para el disco trasero. Los discos delanteros van en una medida de 310 mm.

5491

Me gustó el esmero con clase artesana de las costuras rojas en la parte del asiento y la presentación del tablero basado en una pantalla digital de cinco pulgadas de inclinación ajustable y que, cual camaleón, va cambiando el colorido de su contraste para, aunque el sol nos ataque con todo y vertical, siempre distingamos toda la instrumentación y sus cifras. Esta “inteligencia” es genial, de exquisita presentación y muy práctica, por lo demás.

Triumph Street Triple R

 

Quienes han tenido la experiencia de conducir la Daytona 675 verán que en este minucioso trabajo de vanguardia y mejoramiento está todo maximizado. Es mucho más que la evolución de un motor para hacerlo más fiero y potente. Es entender que lo deportivo cada vez sabe convivir más y más con el día a día, sin tener que hacer que los conductores vayan recostados cual jinetes de la hípica, ni menos que al bajarse de la moto tengan que sacar hora con un experto que les alivie contracturas varias.

5649

 

Y hago hincapié en esta sensación, porque la Street Triple R es la prueba casi de tribunal de que una deportiva no pierde un ápice su ferocidad si se la piensa para, además, ser una moto sumamente cómoda.

Quienes conozcan la historia y evolución del modelo se toparán con una primera y una segunda marcha algo cortas y cuyo propósito, sin duda, es conseguir mayor aceleración. Sumemos el embrague antirrebote que regala un accionamiento más suave y favorece el control de la máquina en diversas maniobras.

Triumph Street Triple R

Entre tantas emociones casi se me va medir con exactitud su consumo, que en mi experiencia de uso debe haber rozando los 18 km/l. Debe dar más, sobre 20, pero durante los tres días de uso anduve algo más pasado de lo normal.

Como es una naked orgullosa de serlo y cuyos límites de poder son elevados, hay que prevenir sobre la no existencia de una protección aerodinámica, entonces una ruta a alta velocidad por más de una hora llama a relajar el puño derecho o bien detenerse un ratito para luego seguir.

Triumph Street Triple R

 

  • » Motor: 765 cc. (tricilíndrico)
  • » Caja: manual de 6 marchas
  • » Potencia: 118 Hp a 12.000 rpm
  • » Par motor: 77 Nm a 9.400 rpm
  • » Altura del asiento: 825 mm
  • » Peso: 166 kilos
  • » Estanque: 17,4 litros
  • » Largo: 2.065 mm
  • » Neumático delantero: 120/70ZR17
  • » Neumático trasero: 180/55ZR17
  • » Precio: $ 8.990.000.